Pedimento: ¿Qué es y cuáles son sus funciones?

Pedimento: ¿Qué es y cuáles son sus funciones?

Todas las empresas que se encarguen de la exportación e importación de productos, deben contar con un pedimento; este es un documento de orden fiscal que permite acceder a todos los datos que conlleva un despacho aduanero además de todas sus especificaciones y requerimientos. 

Para conocer más sobre este documento, continúa leyendo el artículo.  

¿Qué es un pedimento?

En el área del comercio internacional es fundamental que cuentes con un documento que se denomina pedimento, de índole fiscal y avalado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La estructura del pedimento se organiza por sectores en los que se detalla la información competente a la mercancía que se va a trasladar, así como los datos del exportador o importador y el agente de aduanas que interviene en el intercambio. 

La función de este documento es la de amparar de manera legal aquella mercancía que procede del exterior del país

Actualmente, las aduanas mexicanas recibieron aproximadamente un total de 6 millones de pedimentos importadores, mientras que los pedimentos exportadores oscilan en la cantidad de 2 millones.

De documentos aduaneros como el pedimento dependen otros documentos como: 

el Derecho de Trámite Aduanero y el Impuesto General de Exportación.  

¿Cuáles son las funciones de un pedimento?

Las funciones que cumple el pedimento aduanal son las siguientes: 

  • Permite detallar de qué manera funciona el aprovechamiento de las exportaciones e importaciones y sus contribuciones. 
  • Las autoridades utilizan los datos que allí se detallan para realizar un control estadístico sobre qué se exporta, por cuál de las aduanas, qué cantidad se exporta, hacia qué país, costos, etc. 
  • Deja constancia de que la compañía ha cumplido con todas las reglamentaciones dispuestas en el Código Fiscal de la Federación. 
  • Es una prueba legal de la mercadería que sale del país. 
  • De la misma manera, el pedimento verifica que la mercadería que ingresa desde el exterior sea legal y además es una garantía de transparencia en el intercambio. 

¿Cuáles son las partes de un pedimento?

  • Datos del importador o exportador: Nombre, RFC, CURP, domicilio, etc. 
  • Nombre de la aduana a donde llegará la mercancía. 
  • Datos del embalaje
  • Lugar de procedencia de la mercancía. 
  • Información tanto del transporte como del transportista. 
  • Datos de embarque. 
  • Constancias de la metodología de pago. 
  • Tipo de mercadería. 
  • Aranceles.
  • Cantidad de la mercadería. 
  • El régimen de aduanas. 

¿Cuántos tipos de pedimentos existen y cuáles son?

  • Pedimento de importación: en este documento se detalla el cumplimiento del régimen aduanero en cuanto al ingreso de productos dentro del país.  
  • Pedimento de exportación: en este documento se detalla el cumplimiento del régimen aduanero en cuanto al egreso de productos fuera del territorio nacional. 
  • Pedimento de Tránsito para el Transbordo: con este documento se busca evitar el pago de impuestos que compete al comercio exterior ya que solo es el envío de una aduana a otra. 
  • Pedimento Consolidado de transacciones: gracias a este documento se permiten varias transacciones realizadas por una misma empresa ya sea exportadora o importadora, para que todos los intercambios que se hagan consten en un solo pedimento. 
  • Pedimento regular: este es un documento de índole electrónica  que se aplica a aquellos productos que permanecen en territorio mexicano por un periodo determinado de tiempo.  

¿Cómo saber qué tipo de pedimento tengo?

Para saber tu tipo de pedimento, debes ingresar al portal oficial del Sistema de Operación Integral Aduanera

Allí se detalla tu tipo de pedimento durante el periodo de despacho de aduana, cuya información estará disponible por 30 días posteriores a que el despacho se haya cumplido.