Pop up store: ¿Qué son y cómo funcionan?

Pop up store: ¿Qué son y cómo funcionan?

Para las marcas, presentar nuevas colecciones al público significa sacar a relucir todas las ideas de los distintos departamentos de marketing que trabajan para ellas y que poseen la capacidad de vender también con la sorpresa y la creatividad. 

Los emprendimientos, pueden aprovechar esto para reducir costos en caso de que no funcione el hecho de arriesgarse a tener una tienda abierta en un lugar no explorado. Para ello existen las pop up stores.

En esta nota te contamos de qué se trata la tendencia que está a la moda y ayuda a crecer no sólo a las empresas ya consolidadas, sino también a las que se encuentran en vías de desarrollo o quieren sumar nuevas oportunidades de asentarse en el mercado

¿Qué es un pop up store? 

Son tiendas que poseen una muy corta duración o que simplemente pueden durar pocos días o que se abren hasta que finaliza un evento. Esta temporalidad otorga la posibilidad de instalarse en lugares considerados como los más cruciales y calificados. Es así como se logrará crecer en ventas a nivel nacional e internacional.

En estas tiendas se puede vender cualquier tipo de mercancías. Este modo de comercializar se comenzó a utilizar a partir de la década del ‘90 en los países anglosajones y con mucha población y poco espacio disponible. Actualmente se están poniendo de moda en la gran mayoría de las naciones del mundo.

Generalmente, la aventura que puedan vivir los consumidores dentro de estos comercios es lo que repercutirá en el futuro y servirá como una especie de anzuelo para incrementar los beneficios a futuro.

En la medida de lo posible, tienen que ponerse en funcionamiento todos los sentidos para que el cliente obtenga la experiencia más impactante y agradable posible. De esta manera se generará un mayor flujo de ventas y la promoción de la marca crecerá a pasos agigantados. 

¿Qué beneficios tiene una pop up store? 

El principal beneficio que tiene una pop up store es que se puede testear al mercado de una ciudad o de un país sin la necesidad de abrir una tienda permanente. Así, se ahorra una gran inversión de dinero en algo que no se sabe a ciencia cierta si funcionará o si será un fracaso rotundo.

Además, este tipo de tiendas permiten a las marcas sacar a relucir todo el abanico creativo que poseen y ponen un gran esfuerzo de tiempo y dinero para un evento que durará muy poco. Arquitectónicamente no siempre tiene que funcionar entre cuatro paredes y con un techo, la imaginación de las personas encargadas de montar todo lo que verán los clientes jugarán un papel clave en el éxito que pueda llegar a tener.

Más allá de los beneficios que pueden obtener los emprendimientos, también los consumidores son favorecidos con esta clase de establecimientos. Comúnmente suelen haber distintas promociones o prendas con grandes descuentos para realzar las ventas y que se conozca una nueva colección de ropa o el nombre de una nueva marca que sale a la luz.

¿Cuánto dura una tienda pop up? 

No hay un tiempo específico en que las tiendas pop up se encuentren abiertas. Pero el promedio entre que cuelgan el cartel de abierto y cierran es de entre 3 y 30 días. Generalmente se encuentran en Centros Comerciales, calles que siempre sean transitadas por los ciudadanos o lugares de reuniones.

El período en que funcione el lugar también dependerá si, por ejemplo, está dentro del espacio destinado a una feria o a una muestra de ropa. La extensión de dicho evento repercute directamente en este tipo de emprendimientos. 

Tener una fecha de inicio y una fecha de final le brindará de cierta forma un calendario o una determinada cantidad de tiempo a los usuarios que quieran visitar el comercio. Para que organice su tiempo y decida cuándo visitarlo y cuáles serán las muestras que se darán en ciertos días. 

Pueden encontrarse y destacarse en todo tipo de eventos y lugares: en muelles, en galerías, fábricas abandonadas e infinidad de otras posibilidades. Es una gran oportunidad de descubrir nuevos mercados y atraer a su público. 

¿Cuál es el principal objetivo de las pop up stores? 

El objetivo principal que tienen las pop up stores es el de llamar la atención de los consumidores. Ser originales y destacarse por sobre la competencia será uno de los puntos clave para que esto suceda. En consecuencia, siempre están ubicadas en lugares por donde constantemente transita la gente, a la que ve como futuros o posibles consumidores de los productos.

También se crean con el fin de favorecer la imágen de la marca, cambiarla para obtener más resultados positivos, ingresar a mercados nuevos o explorar nuevas posibilidades para hacer negocios y conocer la respuesta ante productos desconocidos. Que la opinión de los consumidores sea buena por el simple hecho de destacarse con este tipo de tendencias, provocará que el nombre esté en boca de todos.

Otra de las cuestiones que buscará como finalidad primordial será la de reducir costos. Puede llegar a costar más de la mitad que invertir en una tienda al completo y por un tiempo que puede ser totalmente incierto dependiendo de si tiene o no el éxito esperado o proyectado. 

Ejemplos de pop up store

Existen varios ejemplos exitosos de pop up store que perduraron en el tiempo y tuvieron un gran alcance a nivel global. De esta manera, no sólo crecen las distintas marcas, sino que sirven para que otras se animen a correr algún tipo de riesgo e invertir en marketing para intentar hacerse más conocidas o levantar sus ventas.

A continuación, te contamos algunas de las campañas y tiendas más reconocidas:

  • Kate Spade: es una marca que no sólo se dedica a comercializar ropa, también vende joyas, bolsos, entre otro tipo de mercancías. Su pop up store tenía forma de iglú esquimal con un color celeste y luces en su interior, además de una entrada con motivo rojizo. Fue un éxito rotundo por la gran combinación que se logró en cuanto a lo que veían los ojos de las personas que pasaban por el lugar. Algunas veces, las tiendas no tienen que estar 100% relacionadas con los productos que se venden y se puede jugar con la imaginación.
  • Adidas: este ejemplo es el que sí se condice con la producción de la marca. Su pop up fue una caja de zapatillas de un gran tamaño en el que cabían varias personas en su interior. A lo alto se podía dilucidar un par de cordones, simulando tener al producto dentro. Por fuera, el color era azul marino y se veía una etiqueta con la información del calzado, como si fuera algo que realmente se vendiera. 
  • Fendi: es una marca que se destaca por realizar vestimenta y bolsos. Su tienda temporal era una especie de embalaje de color dorado y negro. Arriba no tenía techo pero simulaba una apertura en sus dos extremos, sostenidos por las cuatro paredes que eran transparentes y permitían que se viera en el interior, además de contar con puertas a ambos lados para el ingreso y egreso de los clientes. 
  • Models Own: por último, te presentamos el caso de esta empresa dedicada al mundo del maquillaje. Una de sus campañas tenía forma de esmalte para uñas, este se encontraba vertido en el piso y con pintura de color rosa esparcida por el piso. Además, por fuera era traslúcido y por dentro todo el mobiliario del mismo tono que el cosmético. La elección del matiz y lo que puede transmitir en el público también pasa a ser de vital importancia para llamar su atención y atraerlos a ingresar a los locales.

En conclusión, podemos afirmar que este tipo de microemprendimientos o tiendas de corta duración u ocasionales son una primera prueba de mercado, destinada a estudiar probabilidades en lugares poco frecuentados por la marca o en donde se quiere generar un impacto en las ventas.