Préstamos: ¿Qué es y cómo solicitarlo?

Economía de Escala: ¿De qué se trata?

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber acerca de los préstamos y de los créditos para que tomes la mejor decisión en el lugar más conveniente. Explicado de manera fácil, amena y con ejemplos, infórmate aquí acerca de los préstamos.    

¿Qué son los préstamos? 

Los préstamos son transacciones comerciales mediante contratos, en los cuales participan dos partes: una parte a la cual se la denomina prestamista, que puede ser o no una entidad financiera de carácter pública o privada, y otra parte denominada prestatario, que serían los clientes, personas físicas o empresas. 

En un préstamo, la parte prestamista le da una determinada cantidad de dinero a la parte prestataria, se acuerda un determinado volumen de intereses por el préstamo y un plazo para la devolución de dicho dinero.

El ciclo de un préstamo tiene dos etapas: la primera etapa es aquella en la cual se determina el volumen del dinero a prestar, se evalúa al prestatario y se realiza el préstamos del dinero, generalmente asegurado mediante la firma de un contrato. La segunda etapa consta de la devolución del préstamo, primero para cubrir el dinero inicial, y luego para cubrir los intereses hasta que la parte prestamista amortice los gastos iniciales.  

¿Cuáles son los tipos de préstamos? 

Existen numerosos tipos de préstamos: en primer lugar, vale hacer la diferencia entre préstamos formales e informales. 

  • Los préstamos formales son aquellos que otorgan o dan las entidades reguladas de manera formal, ya sean bancos privados o públicos o sino bien entidades crediticias destinadas a ese mero y único fin. 
  • Los préstamos informales, en cambio, son aquellos otorgados por prestamistas informales, no regulados por ningún ente, o familiares y/o amigos.

Dentro de los préstamos formales, existen los préstamos personales, también llamados “de consumo”. Son aquellos préstamos en los cuales una entidad presta determinada cantidad de dinero a una persona, y esta toma la obligación de devolver el monto inicial y luego los intereses que determine dicha entidad crediticia. 

El monto varía según la persona que pida dicho préstamo, porque las entidades crediticias determinan tanto su historial de crédito como las garantías con las que la persona cuenta en caso de no pagar. El fin de estos préstamos es de carácter personal, y habitualmente la persona debe informar para qué utilizará dicho préstamo. 

Otro tipo de préstamos formales son los préstamos hipotecarios. Esta transacción es más compleja y adquiere otras condiciones, porque participan los bancos, necesariamente regulados por entidades de carácter estatal. 

En este caso también estamos ante un préstamo que un prestamista le otorga a un prestamista, pero con el fin de que este compre o refaccione un bien inmueble, ya sea una vivienda o un predio. 

Aquí entra en juego una garantía: el titular del préstamo, es decir el prestatario, se ve en la obligación de otorgar u ofrecer una garantía que suele ser el mismo inmueble por el cual solicitó el préstamo, con lo cual hipoteca eso mismo que está adquiriendo y llegado el caso de no devolver el dinero, la entidad prestamista puede quedarse con ese bien inmueble.

Al haber un monto de dinero que suele ser elevado, una de las características de este préstamo es que las tasas de interés suelen ser menores a un préstamo corriente, y los plazos de devolución del dinero prestado suelen ser mayores, alcanzando varios años o incluso décadas.     

¿Cómo saber si puedo sacar un préstamo? 

Para saber si uno puede sacar un préstamo, debe consultar las normativas vigentes de la región donde uno desea sacar ese préstamo. Generalmente, más allá de las diferencias que suelen existir, las condiciones son parecidas, no importa si involucra a entidades crediticias o bancos privados o estatales. 

Uno, si quiere saber si puede sacar un préstamo, puede consultar su historial crediticio para saber si tiene pagos pendientes, créditos rechazados o incumplidos, moras o un historial considerado negativamente. 

Tener un historial crediticio también favorece en el momento de sacar un préstamo. Si este, además, es positivo, sin deudas, las condiciones de acceder a un préstamos son mayores y no habría motivos para ser rechazado por las entidades de crédito. 

Otra de las condiciones para saber si uno puede sacar un préstamo es tener una determinada cantidad de ingresos fijos y que estos puedan ser comprobados de manera inmediata o mediante cierta documentación que dependerá de la entidad prestamista. 

Contar con esta cantidad de ingresos fijos aumenta la posibilidad de acceder a un préstamo. 

Por último, también cuenta la edad del prestatario. Ser mayor de edad es una condición que se suele pedir desde las entidades crediticias. Otra condición a evaluar por las entidades es la edad elevada, determinada según los criterios que imperen en cada entidad, ya sea pública o privada. 

¿Cuál es la diferencia entre créditos y préstamos? 

La diferencia entre un crédito y un préstamo es que los créditos pueden ser renovados de manera regular, según lo solicite el prestatario, son operaciones a corto plazo y pueden ser utilizados a medida que el prestatario lo desee. También se diferencia por la tasa de interés, porque los créditos suelen exigir una mayor tasa de interés. 

Los préstamos, en cambio, no pueden ser renovados porque tienen plazos fijados de antemano. Son operaciones a largo plazo y el monto involucrado en la operación es invariable y fijo, dado que se pauta entre ambas partes antes de firmar el contrato. 

¿Qué es más caro un crédito o un préstamo? 

Para alguien que desea pedir dinero prestado, un crédito, por la mayor tasa de interés que entra en juego, es más caro que un préstamo. En otras palabras, en un crédito la devolución del dinero prestado es mayor porque poseen mayor carga de intereses.    

¿Cómo conseguir un préstamo urgente? 

Para conseguir un préstamo urgente, es necesario acercarse a aquellas entidades que ofrezcan un préstamo de manera inmediata y eficaz, con pocas condiciones para prestar dinero y que no demanden una documentación demasiado exigente, ardua de conseguir y numerosa. 

En la actualidad, sin importar el lugar donde uno vive, la edad, el historial crediticio y la condición económica en la que se encuentre, son numerosas y accesibles las entidades privadas que ofrecen préstamos de manera urgente, sin demandar demasiados requisitos, y con tan solo una firma.     

¿Dónde puedo solicitar un préstamo personal sin tantos requisitos? 

Para solicitar un préstamo personal sin tantos requisitos, la mejor opción es acercarse a aquellas entidades accesibles al público, que no presenten demasiadas exigencias ni soliciten documentaciones difíciles de conseguir en lo inmediato, como suelen hacerlo las entidades bancarias de carácter público o privado.