Price Earnings Ratio (PER): ¿Qué es y cómo se calcula?

Utilidad Fiscal neta: ¿Qué es y cómo se calcula?

Durante años se han confeccionado estadísticas, índices, métricas y datos para intentar predecir el futuro de una acción. Pero estos datos pueden confundir si no se estudian con rigurosidad. Por eso es importante elegir los principales datos al momento de realizar una inversión. 

El PE Ratio es uno de los datos más utilizados por los traders profesionales y especialmente por los inversores que buscan valor.

¿Qué es el Price Earnings Ratio?

El price earnings ratio es el ratio más usado en la bolsa de valores e indica las veces que el beneficio por acción está contenido en el precio de mercado de la misma. Los valores que posean un potencial elevado de crecimiento de las ganancias obtendrán un PER alto. En cambio, los valores que tengan un potencial de crecimiento bajo, tendrán un PER bajo. También puede devenir en caídas abruptas de ganancias cuando las acciones no cumplen las expectativas.

Expresa la valoración del mercado sobre la capacidad de generación de beneficios. Es también una de las principales métricas para saber el valor de cada dólar futuro de ganancias.

El cálculo de PE ratio es simple y se obtiene dividiendo el precio por acción de una compañía en beneficio por acción (BPA), conocido también como EPS, earnings per share en inglés, traducido como ganancia por acción en español. El precio por acción puede variar dependiendo de la disposición del mercado que pueda valorar de diferente manera una acción. El beneficio por acción, en cambio, depende de los beneficios que una compañía obtiene en forma trimestral.

¿Cómo se calcula el Price Earnings Ratio?

Para calcular el ratio PER hay que dividir la capitalización bursátil de una compañía por su beneficio neto.

Debido a que la capitalización bursátil es similar al valor por acción multiplicado por el número de acciones y que el beneficio neto es igual al beneficio por acción multiplicado por la cantidad de acciones, el PER puede también ser calculado dividiendo al beneficio neto por acción por el precio por acción.

El PER nos muestra la cantidad de años de beneficios que requiere una empresa para recuperar el dinero que invirtió en la compra de sus acciones en caso de que el beneficio por acción sea constante.

Si las acciones de una empresa cotizan a 70 dólares por acción y su beneficio neto es de 10 dólares, su PER corresponde en 7, que resultan de dividir 70 por 10. En caso de que la empresa mantuviera el beneficio neto constante en 10 dólares por acción, en siete años produciría los beneficios para poder cubrir el monto invertido en la compra de la acción.

El ratio PER debe utilizarse de forma comparativa con el PER medio histórico, con un PER medio del mercado, con el PER medio de su sector y con el PER medio de su acción. Es recomendable tomar en cuenta todas las comparaciones para poder tomar decisiones adecuadas.

Ventajas e inconvenientes del Price Earnings Ratio

Vamos a mencionar las principales ventajas y algunos inconvenientes que pueda llegar a tener el Price Earnings Ratio

La principal ventaja de PER tiene que ver con que relaciona el precio al que cotiza una acción y su beneficio neto, dos datos esenciales, al momento de valorar una compañía. De esta forma nos otorga en una sola cifra una primera impresión acerca del grado de sobrevaloración o de infravaloración de una compañía.

Aparte como ya vimos, es fácil de calcular. Además de que los principales sitios especializados en finanzas de internet calculan este ratio automáticamente, ahorrándonos el trabajo de calcularlo por nosotros mismos.

Ahora es momento de pasar a los inconvenientes:

Un problema que puede ocurrir es que como las cifras así como también los flujos de caja no son manipulables en forma contable, el beneficio neto pueda ser víctima de la manipulación contable. Las depreciaciones o las amortizaciones pueden hacer que un beneficio neto varíe en base a las elecciones del equipo de gestión. 

El PER puede estar contraindicado en empresas cíclicas cuando estamos en la parte alta del ciclo económico. Una compañía con un PER 10 en lo alto puede parecer de bajo costo. En caso de que la economía caiga y haya una reducción de beneficios del 50%, el PER se duplicará y se transformará en una empresa cara.

Hay que tener en mente que el ratio PER no es una bola de cristal. Si solo nos basamos en el PER podemos caer en una trampa de valor. Por tal motivo, es conveniente combinar el análisis financiero con un análisis competitivo.De esta forma podremos saber si la compañía que tenemos en mente cuenta con ventajas competitivas sostenibles en el mercado.

¿Qué pasa si el Price Earnings Ratio es bajo?

Si el PE es bajo, puede tener dos significados:

Puede significar que una acción no se encuentra valorada lo suficiente o es infravalorada, y el mercado no está al tanto de esta situación. Esto suele suceder con acciones que se encuentran con problemas de deuda o también en acciones que el mercado no comprende muy bien. 

Otra interpretación que un PE bajo pueda tener es que el mercado considera a una acción en una situación difícil. Por tal motivo no será capaz de mantener los beneficios en el futuro. Esto puede suceder en compañías cuyos productos dejan de ser interesantes o que no innovan en sus procesos productivos.

Un PE bajo no necesariamente tiene la implicancia de trae problemas. Es más, puede demostrar la estabilidad de una compañía, ya que una empresa con varios años en el mercado puede experimentar un PE bajo cuando no se espera que crezca mucho más.

¿Cuándo el Price Earnings Ratio es bueno?

Un PE alto quiere decir por lo general que estamos abonando más por cada dólar de ganancia, aunque pueda significar otra cosa en las Growth Stocks. También puede tener relación con compañías de las que se espera un resultado sobresaliente en los meses venideros. Motivo por el cual una empresa en crecimiento puede reportar un PE alto cuando comienza a generar ganancias.

Una empresa con un price to earnings bajo puede tener un aumento rápido si su precio por acción se eleva ante la promesa de futuros rendimientos.

Asimismo, un aumento del PE puede querer decir que estamos presenciando una burbuja en los precios. Esto es así porque si el valor de una acción sube de forma drástica cuando su BPA, beneficio por acción, es estable; el PE se elevará pero el aumento del valor no logrará cumplir las expectativas. Esta situación puede mostrar que es un momento oportuno para vender.

Resulta muy importante conocer la empresa en la cual se invertirá y se depositará  la confianza.