Licencia de software: ¿Qué es y para qué sirve?

Licencia de software: ¿Qué es y para qué sirve?

La sociedad actual se encuentra sumergida en una era de constante avance tecnológico que nos ha llevado a convivir prácticamente con un aparato en la mano; ya sean teléfonos móviles, ordenadores personales (PC), laptops, etc. 

Estos nuevos hábitos estarán condicionados siempre por el uso que le demos en nuestra vida diaria a dichos aparatos tecnológicos. Como el caso de quienes se comportan con indiferencia ante ciertas opciones que puedan tener en su dispositivo personal, siempre y cuando puedan operar con él sus funciones básicas y esenciales.

Pero habrá quienes no se conformen con solamente usar los teléfonos celulares inteligentes solamente para llamar o contactarse con otros vía mensajes de textos. Estos, querrán o necesitarán explorar al máximo de las posibilidades estos dispositivos, debido a que sus actividades diarias se lo exigen o simplemente por sentir atractivo y atrapante puedes experimentar y sacar provecho de todo lo que esté a su alcance.

Teniendo en cuenta que el uso de las aplicaciones o programas que permiten el correcto funcionamiento de nuestros dispositivos, estará condicionado en su mayoría por los permisos que tengamos para ello. Permiso que suele conocerse en informática como “licencia”

¿Qué es una licencia de software? 

De manera general, este concepto hace referencia a una serie de permisos que se nos otorgan para usar un programa informativo específico en un dispositivo.

Ahora bien, estos permisos son considerados “acuerdos”, debido a que se establece un contrato entre el programador (creador o portador de los derechos de comercialización de dicho programa) y todo aquel que pretenda hacer uso de un programa en particular, siendo “software” el nombre técnico utilizado en informática para identificarlos.

Estas licencias pueden ser gratuitas o aranceladas, dependiendo de los términos legales que establezcan, pudiendo establecer condiciones y cláusulas de uso específicas.

Teniendo en cuenta que todo esto refiere a programas informáticos, en muchos casos los acuerdos de licencias deben ser aceptados previamente para luego concretar su descarga, instalación o copia. 

Muchas veces estos acuerdos ya fueron realizados entre los fabricantes de los dispositivos y los programadores, lo que le permite a los usuarios acceder a ellos listos para ser utilizados.

Pero esto último no siempre se da de manera total o gratuita, ya que las empresas que promueven los softwares han ido diseñando distintos tipos de licencias ajustables a distintos tipos de versiones de un mismo programa y a diferentes valores. Todo con el fin de limitar los usos de estos según el acuerdo que se genere con los usuarios interesados.

Los negocios están directamente condicionados por la economía, lo cual en el rubro tecnológico implica “invertir más para generar mejor”. Y en este caso, podríamos ironizar que “para tener lo mejor, hay que pagar más”.

¿Cuáles son los tipos de licencia de software? 

En el mundo de la informática se distinguen dos grandes tipos de licencias de software, las denominadas “libre” y las “de propietario”; las cuales intentaremos describir a continuación.

  • Licencia de Software Libre: este tipo de acuerdo o permiso no tiene porqué ser gratuito, sino que su nombre refiere a la posibilidad que tiene el usuario para acceder a sus prestaciones, modificarlo, copiarlo o compartirlo a su gusto. 
  • Licencia de Software de Propietario: como su nombre lo dice, es este caso, la licencia otorgada para su uso no permite ningún tipo de modificación ni redistribución, limitándose al uso personal siempre que no se tengan los permisos o se realicen los pagos pertinentes para ellos.

A pesar de tener a disposición este tipo de distinción, mayormente siempre que se adquiere una licencia de software, lo que se obtiene es el permiso para usarlo y no las habilitaciones para modificarlo, salvo muy raras excepciones.

¿Qué tipo de licencia de software es la más utilizada? 

Tal como nombramos anteriormente, las licencias de software pueden haberse conseguido mucho antes de que un usuario común y corriente adquiera un dispositivo en particular. Por ellos, cuando se habla de licencias más solicitadas es inevitable caer en aquellas referidas a los sistemas operativos  tales como Windows, Linux, MacOs, Android o IOS.

Pero si nos referimos a aquellos que los usuarios deben “buscar” para utilizarlos, podríamos nombrar algunos otros que seguramente les resulten familiares. Tal es el caso de Avast, El paquete de Adobe con Photoshop a la cabeza; el paquete de Office, con todas las versiones full; Mozilla Firefox, VCL o Cliente de Video LAN; así como también las versiones para dispositivos móviles como Whatsapp o Spotify y las nuevas tendencias en smart TV para la reproducción de series y/o películas como Netflix, Amason Prime o Disney Plus entre otros.

¿Cuáles son los costos reales de software licenciado? 

Definir el costo real de un software licenciado es una tarea difícil y completamente circunstancial debido a que se determina en relación a las pretensiones o necesidad que tengan los interesados de ese programa en particular.

Para entenderlo mejor, es necesario resaltar que un software licenciado suele ser “de propietario”, por lo que conseguir sus permisos implica el pago de un arancel específico. 

A pesar de esto, su mayor particularidad es que las licencias pueden no solo limitar el tipo de acceso que se tendrá al programa en cuestión, sino que también limitará el número de dispositivos en el que podrá ser instalado y utilizado.

Los ejemplos más comunes dentro de esta clasificación pueden ser los sistemas operativos de Windows o MacOS; los programas “antivirus” como Norton o Panda; los programas de diseño tales como Photoshop o Corel; o los softwares de videojuegos o entretenimiento FIFA, Netflix o Spotify. Los cuales presentan distintos tipos de licencias posibles de adquirir mediante diferentes aranceles preestablecidos. 

Diferencias de software licenciado y software en línea

Más allá de la distinción entre la posibilidad de adquirir un programa libre o de propietario, cada vez es más común el uso de softwares en línea o como se los suele denominar entre la comunidad especializada, Software Saas.

Teniendo en cuenta las características de estas dos versiones, de manera rápida podemos diferenciar entre ellos lo siguiente:

Diferencia en la Instalación de Software

Los programas informáticos tradicionales, ya sean libres o de propietario son considerados “de escritorio” debido a que implican ser descargados e instalados en un ordenador o dispositivo para poder hacer uso de sus opciones. Por ello es que se las licencias posibles de adquirir realizan una diferenciación entre los niveles de accesibilidad.

Al contrario, los softwares en línea no necesitan de descarga o instalación previa. Estos operan de manera online respaldados en toda la información y los recursos que el programador o el proveedor del servicio haya dispuesto. 

Diferencia en Actualizaciones de Software

Al trabajar con un software en línea nos encontramos constantemente con la última versión disponible, lo cual ofrecerá distintas opciones según lo disponga el programador. En muchos casos estas versiones no estarán completas y limitarán las acciones a realizar.

Por otro lado, al usar los softwares licenciados, el usuario se ve obligado a descargar y ejecutar las actualizaciones existentes para poder utilizar las últimas versiones del programa, pudiendo estar ser aranceladas, lo que implicaría un gasto extra que en muchos casos no está contemplado previamente. 

¿Cuánto tiempo dura una licencia de software?

Normalmente, cada una de las licencias de software determina previamente no solo el tipo de uso que podrá hacerse de él, sino también los plazos de tiempo en los que el usuario tendrá disponible el programa.

Esto puede variar según lo dispongan los programadores o las pretensiones que tengan para la divulgación o el uso de un software específico. Por ello, habrá licencias online que tengan limitaciones por uso, ya sea diario o semanal; como así también las aplicaciones de escritorio ofrecerán versiones de prueba de 30 días, trimestrales o que vayan de 6 meses a 1 año, pudiendo también tener acceso ilimitado con el pago de una sola licencia o sin necesidad de hacerlo.

Los aspectos referidos a costos y duración de las licencias serán completamente circunstanciales y estarán condicionados por el tipo de software con el que nos estemos relacionando. Motivo por el cual siempre es recomendable asesorarse con un especialista y evaluar las condiciones que nos permitan determinar cuál es la mejor y más conveniente opción.