Registro Federal de Contribuyentes (RFC): ¿Cómo obtenerlo?

Renta Web Open: ¿Qué es y cómo funciona?

El Registro General de Contribuyentes consiste en una clave compuesta de números y letras (alfanumérica) que constituye la identificación de los ciudadanos mexicanos, así como también lo son la CURP o NSS; a su vez, esta clave contiene datos únicos, individuales e intransferibles.

Si querés conocer más sobre el RFC, te lo explicamos en el siguiente artículo.

¿Cómo ver mi RFC?

Si quieres visualizar tu RFC puedes ingresar al siguiente link: 

¿Cómo sacar el RFC por Internet gratis?

Según la Ley de Ingresos, que entrará en vigencia en el 2022 en México, impone la obligación a los mayores de 18 años a tramitar su RFC aun cuando no perciban ingresos. 

Para tramitarlo vía internet debes: 

  • Ingresar al portal del SAT
  • Una vez que ingreses, deberás agregar tu CURP para dar inicio al proceso; te pedirá que resuelvas un CAPTCHA y CONTINUAR. 
  • Resuelto el paso anterior, el SAT validará la info enviada y si todo está correcto, da click en CONTINUAR
  • Ingresa datos personales como: domicilio, número telefónico y correo electrónico, luego da click en CONTINUAR
  • Se mostrará la solicitud de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes, si chequeas y la información está correcta, da click en CONFIRMAR. 
  • Cuando estos pasos previos finalicen, la página mostrará un Acuse único de Inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes con la Cédula de Identificación Fiscal, incluída tu RFC. Puedes conservar este documento en PDF o bien imprimirlo a modo de credencial

¿Cómo puedo imprimir mi RFC sin contraseña?

Como vimos anteriormente mediante el RFC todos los ciudadanos mexicanos pueden llevar a cabo actividades comerciales y económicas dentro de la nación; esta clave alfanumérica es entregada por el SAT a todos sus contribuyentes, sean personas físicas o morales.

Sin embargo, muchos contribuyentes aún tienen dudas sobre la posibilidad de imprimir el RFC sin clave de acceso al SAT.

Esto se debe a que muchas personas no están familiarizadas con las herramientas tecnológicas o con la página en sí y necesitan realizar un trámite con urgencia aunque no hayan previsto que para hacer los trámites el Servicio de Administración Tributaria requiere fundamentalmente, el RFC. 

Si te sientes identificado por estas razones, te dejamos las siguientes alternativas para que imprimas tu RFC sin contraseña: 

Uso de tu CURP para obtener tu RFC

  • Si necesitas imprimir tu RFC sin contraseña puedes ingresar a la página oficial del SAT y deberás dirigirte a la sección de “Trámites” y luego seleccionar “Obtén tu RFC con la Clave Única de Registro de Población” (CURP) 

Lo positivo de este método es que no necesitas acudir a ninguna de las sedes del SAT para realizarlo, ya que puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa. 

  • Luego se desplegará una pestaña con un formulario donde debes introducir tu CURP y resolver el captcha de seguridad. Luego, das click en continuar.
  • En caso de que ya cuentes con registro, quedará a la vista un anuncio que indica que tu RFC ya existe y si así lo quieres puedes imprimir esa constancia o guardarla en archivo PDF. En este caso, para obtener el documento debes continuar e ingresar tanto tu dirección de e-mail y tu teléfono de contacto. 
  • Cuando hayas ingresado todos los datos, aparecerá en tu pantalla un acuse del SAT además de un pequeño mensaje que indica que tu RFC se encuentra registrado con tu CURP. Este comunicado por parte del SAT cuenta con la validez suficiente para realizar algún trámite, cualquiera que desees. 

Con tu registro en la plataforma del SAT puedes imprimir tu RFC 

Es fundamental que para imprimir tu RFC estés registrado en el SAT, de lo contrario deberás ingresar tus datos en la página oficial del SAT para finalizar tu registro y obtener tu RFC sin complicaciones.

A través de la contraseña del SAT o su recuperación

Si bien muchos contribuyentes están inscritos en el SAT, muchas veces olvidan su contraseña y por este motivo, no están habilitados para imprimir su RFC.  

Sin embargo, la solución se encuentra en recuperar tu contraseña siempre y cuando hayas ligado una cuenta de correo electrónico a la página del SAT. 

Para recuperar tu contraseña debes seguir los siguientes pasos: 

  • Debes ingresar a la página del SAT, ir a la sección de “Servicios” y seleccionar “Reimpresión de acuses RFC” luego de esto podrás elegir la opción “Olvidé mi contraseña” para recuperar tu contraseña. 
  • Luego saldrá un mensaje con la pregunta de si ya cuentas con e-firma, seleccionarás “NO”
  • A continuación, debes poner tu homoclave del RFC y si el correo está correcto, recibirás un link de recuperación de contraseña en el. 
  • Cuando recibas el link, clickea en el enlace enviado y deberás crear tu nueva contraseña compuesta de ocho dígitos. 

Acudir a las oficinas del SAT para generar tu RFC

Si no puedes acceder a alguna de las opciones anteriores, existe la posibilidad de acudir a las oficinas del SAT para obtener tu RFC. Sin embargo y debido a la contingencia de la pandemia actual, la mayor parte de los contribuyentes opta por realizar todos sus trámites vía online, aunque si no estás tan familiarizado con la tecnología es posible que acudir a alguna de las sedes del Servicio de Administración Tributaria pueda aclarar las dudas que te surjan. 

Por otra parte, debemos aclarar que si quieres obtener tu RFC con tu homoclave, es posible, sin embargo, esto sólo se realiza a través de páginas no oficiales en las que luego de introducir algunos datos personales como nombre y fecha de nacimiento puedes generar el comprobante de tu RFC.

Por Último, y aunque es una posibilidad generar tu RFC de esta manera, debes tener en cuenta que este método no se corresponde dentro de un marco legal u oficial y si de igual manera lo haces por este medio debes saber que no será tu RFC original por lo que no tendrá la validez que se requiere para llevar a cabo tus trámites. 

Si bien, en estos casos, este tipo de páginas no oficiales te brindan soluciones provisionales, siempre lo recomendable es que utilices los canales oficiales y legales para obtener cualquiera de tus claves, utilizando los métodos que antes detallamos, para evitar complicaciones al momento de requerir algún servicio.