Rentabilidad absoluta y relativa: ¿Qué es y para qué sirve?

Rentabilidad absoluta y relativa

Uno de los factores fundamentales dentro de la economía de tu empresa, es el análisis que debes hacer de tus finanzas a través de ciertas herramientas que facilitan esta tarea y que te permitan acceder a los datos en relación a la rentabilidad de la entidad. 

Antes de llevar a cabo los cálculos correspondientes es necesario los dos tipos de rentabilidad; una de ellas es la rentabilidad absoluta y otra, la relativa; ambas te permitirán evaluar si una inversión es viable o no. 

Si quieres conocer las características de estos tipos de rentabilidad, te invitamos a leer el siguiente artículo. 

¿Qué es la rentabilidad absoluta? 

La rentabilidad absoluta o también conocida bajo el concepto de retorno absoluto es la ganancia que se obtiene a partir de un activo durante un periodo determinado de tiempo, además incluye el porcentaje tanto de su apreciación como de su depreciación.  

Uno de los objetivos principales de la rentabilidad absoluta es el de generar ingresos como ganancias o intereses positivos. 

¿Qué diferencia tienen la rentabilidad absoluta de la relativa?

La principal diferencia entre la rentabilidad absoluta y la rentabilidad relativa es que en la primera, se registran las ganancias totales que se generaron en un periodo determinado de tiempo; mientras que en la relativa se contemplan los intereses positivos de un periodo en comparación con otro, que a su vez, funciona como un punto de referencia. 

¿Cómo se calcula la rentabilidad absoluta?

Para calcular la rentabilidad absoluta se puede utilizar el método más común, que es el VAN (Valor de Actualización Neto) 

Gracias a este método se puede actualizar el futuro del flujo de caja en lo que respecta a pagos y cobros; de esta manera se registran los flujos de caja que se esperan para diferenciarlos bajo un determinado interés y de allí se obtiene el absoluto de la renta. 

El VAN se calcula bajo la siguiente fórmula:

FnVAN=–I0+_____+(…)+_____     (1+k)   (1+k)n

Los datos de la fórmula se corresponden con 

  • I0: inversión inicial 
  • Ft: registro de flujos de caja en cada periodo
  • n: número de periodos
  • k: la tasa de descuento.

Ejemplo

Un ejemplo sencillo de entender sería el de una empresa que decide invertir en su sector sin embargo, una entidad financiera decide al mismo tiempo invertir en tal empresa con una tasa de interés del 10%. 

A partir de esta situación sería mejor que la administración de la empresa realice los cálculos correspondientes para tomar la mejor decisión.

Tipos de rentabilidad existentes

Existen diferentes tipos de rentabilidad y las detallamos a continuación: 

Rentabilidad absoluta

Como lo desarrollamos anteriormente, esta hace referencia a las ganancias que genera un activo en un plazo de tiempo determinado. 

Rentabilidad acumulada

Esta hace referencia a aquella renta que se acumula desde el inicio de una inversión hasta que cumple su plazo; por ejemplo, tres años si realizamos la inversión hace tres años. 

Rentabilidad anualizada

Esta rentabilidad se calcula a partir de la renta que se acumula durante el tiempo que duró la inversión y se divide en esa cantidad de años determinada. 

Rentabilidad económica

Esta rentabilidad es beneficiosa cuando se quiere evaluar la capacidad financiera de una empresa, desde la inversión del capital hasta las ganancias obtenidas de sus activos, independientemente de la estructura de la misma. 

Rentabilidad financiera

Esta rentabilidad es el resultado de la relación entre las ganancias netas que genera una empresa antes de que se le reduzcan los impuestos y los propios activos que posee. 

La rentabilidad comercial 

Esta es la que se encarga de la evaluación cualitativa de una empresa; para alcanzar esto se diferencian las ganancias generadas en ventas y del total de lo vendido en un plazo de tiempo determinado. 

Rentabilidad bruta

La rentabilidad bruta es aquella que da como resultado una empresa antes de que se resten los tributos, amortización del capital; por lo que también hay que tener en cuenta no caer en la confusión de que esta renta es el resultado real que podremos disfrutar. 

Rentabilidad neta

Esta se diferencia de la anterior debido a que es aquella renta que resulta una vez que se descuentan los tributos; este es el dato más fiable si se quiere evaluar la situación financiera de la empresa.  

¿Qué es la rentabilidad acumulada de un fondo?

La rentabilidad acumulada de un fondo hace referencia a las ganancias obtenidas a partir de una inversión durante el periodo de tiempo que dure la misma; por ejemplo, para un inversor, esta se refiere al valor de compra de los activos en relación a su valor actualizado.