Reporte de Crédito: ¿Qué es?

Bill of Lading: ¿Qué es y quién lo emite?

Al momento de obtener un crédito, una tarjeta de crédito nueva o, incluso, de adquirir un nuevo servicio doméstico, las empresas consultan el reporte de crédito. 

Pero también puedes hacerlo tú. El reporte de crédito es el documento que muestra tu estado e historia crediticia. Puedes revisarlo para encontrar posibles fallas e información falsa que te perjudique.

En la siguiente nota veremos qué es el reporte de crédito, cómo leerlo correctamente y cómo solicitarlo de manera gratuita. 

¿Qué es el Reporte de crédito? 

El Reporte de Crédito es un documento que contiene la información de nuestro estado e historial crediticio. Esta declaración se ocupa de la situación financiera actual, la historia de nuestra capacidad de pago y qué tal nos hemos comportado en los créditos que solicitamos.

Es necesario aclarar que puedes tener más de un reporte de crédito. Ya que las empresas de reportes, también llamadas agencias de informes de créditos sobre el consumidor, compilan datos económicos y financieros provenientes de distintas entidades financieras, acreedores o prestamistas.

Estos reportes cumplen la función de ser consultados por las instituciones financieras o empresas de crédito, cada vez que alguien, ya sea persona física o moral, solicita un préstamo. Aunque también pueden ser utilizados a la hora de comprar un electrodoméstico a cuotas, un automóvil a través de algún mecanismo de financiación o pedir una hipoteca.

Los reportes de crédito son usados por las entidades financieras para conocer tu historial crediticio, o el de tu empresa, y de esta manera establecer que tan viable puede ser cobrar los servicios o créditos prestados. 

¿Qué incluye un reporte de crédito? 

El reporte de crédito suele incluir información sobre todas las personas que alguna vez accedieron a un préstamo, a una hipoteca, a una tarjeta de crédito o compraron un electrodoméstico a cuotas, por citar algunos ejemplos. 

De estas personas se incluyen los datos más importantes para conocer su actividad crediticia. 

  • Información personal: Nombre, dirección actual, direcciones previas, fecha de nacimiento, número de teléfono, número de seguro social o cuentas de crédito.
  • Información financiera: Historial de pagos, fechas de pago, acreedores, saldo de cuentas o artículos en cobranza.
  • Registros públicos: Ejecuciones hipotecarias, bancarrotas, sentencias, demandas civiles o gravámenes.

¿Cómo leer un reporte de crédito? 

Los reportes de crédito no solo están disponibles para las empresas o entidades financieras, también pueden ser consultados por las personas comunes. Quizás pueda suceder que a la hora de tenerlo enfrente, no sepamos leerlo ya que algunas informaciones pueden resultar muy específicas.

En primer lugar debemos asegurarnos que la información personal que figura en el reporte esté bien. Después, se debe fijar la atención en el historial crediticio. Principalmente en la sección que dice “cuentas adversas”. 

En ese espacio es donde puede llegar a figurar alguna información negativa, por ejemplo pagos atrasados o deudas. La sección cuentas adversas es la que puede afectar un potencial crédito.

Pero a su vez también puede suceder que en “Cuentas adversas” figuren errores. Estos deben ser corregidos de manera urgente, ya que pueden afectar tus finanzas y tu imagen personal por deudas que no tienes. 

Si esto sucediera debes comunicarte con el acreedor. Luego con las agencias de crédito. Si esto no funciona, acude a la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, ahí encontrarás una guía para realizar reclamos. 

Verificar cada un determinado tiempo, una vez al año es gratuito, puede ahorrarte futuros problemas financieros, que en algunos casos incluso pueden ser estafas. Si llegara a figurar un error con apariencia fraudulenta, por ejemplo un crédito que nunca solicitaste, debes moverte rápidamente. 

En ese caso las agencias de informes de crédito deben activar su alerta de fraude. Además debes realizar una denuncia policial y frente a la Comisión Federal de Comercio.

El reporte de crédito, como dijimos, es la historia de las cuentas y pagos de la persona. De esto se desprende el puntaje de crédito. Este es un código o número generado a partir de algunos detalles del informe. Cuánto más alto es el número mejor será el historial crediticio y, por ende, los créditos a los que se pueden tener acceso. 

¿Cómo obtener un reporte de crédito gratis? 

Los reportes de crédito están disponibles para las personas comunes cuando estos quieran acceder a ellos. Una vez al año, incluso, puedes acceder a él de manera gratuita. Esto para el reporte de crédito que incluye todo tu historial. También puedes acceder a los informes de cada una de las instituciones o empresas con las que tienes préstamos o tarjetas de crédito.

Es de suma importancia, a la hora de reclamar el reporte de crédito, hacerlo en todas las agencias. Ya que no siempre coinciden. No todas trabajan con los mismos acreedores, de manera que hay deudas que pueden figurar en una y en otra no. Pedir el reporte de crédito brinda la posibilidad de conocer el estado crediticio de la persona, pero además sirve para poder detectar posibles estafas o fraudes.

¿Qué es un reporte de crédito especial? 

Dentro de los reportes de crédito se encuentra el RCE o Reporte de Crédito Especial. Este es un informe donde se encuentran todos los datos crediticios y financieros de la persona. En él se detallan los créditos o préstamos a los que se tuvo acceso en los últimos seis años. 

El Reporte de Crédito Especial es realizado tanto por el Buró de Crédito como por el Círculo de Crédito. Se utiliza tanto para personas físicas como para personas morales. En este documento no solo figura su comportamiento crediticio, sino también las veces que ha sido consultado por instituciones, empresas o terceros.

El reporte de crédito se genera automáticamente, una vez que hayas solicitado un préstamo con una empresa financiera o  una tarjeta de crédito. De esta manera tendrás un historial de crédito. En el figurarán todos los movimientos crediticios que vayas realizando a lo largo de los años. 

En él no solo figuran los créditos que hayas solicitado. En el Reporte de Crédito Especial también aparecen las tarjetas de crédito, facturas de celulares, agua, luz o, si hubieras solicitado una, hipoteca.

¿Cómo obtener mi reporte de crédito especial?

Todas las personas tienen el derecho a acceder a su Reporte de Crédito Especial de manera gratuita una vez al año. Así tienen acceso a toda su información a la vez de poder comprobar no haber sido víctimas de fraudes o estafas a través de préstamos que nunca solicitaron. 

Si quisieras consultarlo por segunda vez en un año, deberás pagar por él. En cualquiera de los dos casos, consultarlo de manera gratuita o pagando, debes buscarlo en las páginas web de las instituciones dedicadas a realizar esta clase de reportes: El Buró de Crédito o el Círculo de Crédito. También puedes solicitarlo de manera presencial o telefónica.