Rotación de activos: ¿Qué es y cómo se calcula?

Cadena de suministro: ¿Qué es y para qué sirve?

Dentro del mundo financiero, pero principalmente empresarial, existen numerosas herramientas y evaluaciones para poder medir el rendimiento y la efectividad de la compañía. 

Una de estas es la rotación de activos. Un cálculo que se puede realizar basándose solo en dos indicadores generales: las ganancias y los activos. Es la herramienta que permite conocer con qué eficiencia estamos utilizando nuestros activos.

En la siguiente nota veremos qué es la rotación de activos, qué es la rotación de activos fijos, qué es la rotación de activos operacionales, cómo calcularlo, cómo mejorar tu rotación de activos y mucho más.

¿Qué es una rotación de activos?

La rotación de activos es una forma de calcular cómo estás utilizando los activos de tu empresa. Es decir, si los estás utilizando mal o poco, o si los estás aprovechando al máximo de sus posibilidades.

En otras palabras, esta clase de ratio es la que te permite evaluar directamente tu volumen de ganancia en comparación con tus activos. De esta manera se puede comprobar en qué medida se están utilizando los activos, si de forma correcta y eficiente o incorrecta e ineficiente. 

Si el resultado de esta evaluación es bajo, se puede interpretar que la compañía tiene un volumen de capital inmóvil dentro de sus activos. Por el contrario, cuando el resultado es alto, podemos inferir que la compañía no tiene los activos suficientes para sostener un elevado número de ventas. 

Es decir, que no necesariamente es bueno un resultado alto. Ya que esto puede indicar que la empresa no está en condiciones de proyectar su crecimiento a escalas muy altas. En otras palabras, que no le alcanza la estructura de sus activos. A su vez también puede significar que sus activos han caído en desuso y es necesario efectuar un nuevo desembolso para cambiarlos.

La rotación de activos es un indicador. Es decir, debe ser contextualizado en el mercado y en la empresa. No puede ser tomado de manera aislada. Por esto los valores no siempre significan lo mismo para dos compañías diferentes.

Así mismo permite, aunque sea a grandes rasgos, comprender y realizar un diagnóstico patrimonial de la compañía. 

¿Qué es la rotación de activos fijos?

Dentro de la rotación de activos pueden desprenderse dos clases: la de los activos fijos y la de los activos operacionales. Cabe aclarar que los activos fijos son aquellos que no pueden liquidarse en el corto plazo, es decir aquellos que van a formar parte de la compañía por un período superior a un año.

Por lo general los activos fijos conllevan grandes inversiones, ya que suele tratarse de patentes, grandes maquinarias o inmuebles. 

La rotación de activos fijos entonces es aquella que solo considera a las ganancias en torno a los activos fijos de la compañía. En otras palabras, en qué porcentaje se ha recurrido al uso de los activos fijos para generar ganancias. 

La rotación de activos fijos permite conocer la eficiencia en el inventario de los activos fijos. Es decir, qué uso se le está dando a esos capitales de difícil rotación. Si la eficacia en la utilización de estos activos es la correcta o no.

¿Qué es la rotación de activos operacionales? 

A su vez, la otra clase de rotación de activos existente es aquella vinculada a los operacionales. Esta clase de bienes son aquellos que suelen estar vinculadas a las operaciones que pueda llegar a realizar una compañía: mobiliario, maquinarias, materias primas, etcétera.

La rotación de los activos operacionales es aquella que vincula a los bienes relacionados con cuestiones operativas de la compañía y las ganancias que se puedan generar a partir de estos.

El cálculo es el mismo que en el caso anterior. Solo que en vez de tomar los activos fijos se debe tomar los activos operacionales. 

¿Cómo se calcula la rotación de activos? 

El cálculo para obtener una correcta evaluación de la rotación de activos se puede realizar de manera simple. Solo es necesario conocer las ventas totales y el valor que representan los activos medios. Los activos medios son aquellos que se poseían a principio de año sumados a los que se posee a fin de año.

Entonces se toma el valor de las ventas totales y se la divide por los activos medios totales. Esto da como resultado la rotación de activos. 

¿Cuándo es buena la rotación de activos? 

Por lo general podemos decir que cuánto más alto es el valor del resultado, mejor eficiencia estará teniendo la compañía al momento de generar ganancias en base a sus activos fijos u operacionales.

Así mismo cabe aclarar que esto no siempre sucede de esta manera. Es necesario observar en detalle la situación de la empresa para no realizar evaluaciones erróneas que puedan perjudicar el futuro de la compañía.

Por ejemplo, se puede dar la situación donde el resultado de la ratio da un valor alto. Pero esto puede generarse no por un amplio volumen de ventas sino por un bajo nivel de activos. Ya sea porque los activos deben ser cambiados o porque los activos no son suficientes para tolerar el nivel de crecimiento de la compañía.

Además, esta clase de cálculo se puede realizar por período, también es necesario tener en cuenta una variabilidad llamada estacionalidad. Esto significa que debe considerarse en qué período se está realizando el cálculo. Ya que, dependiendo de los bienes que se comercien, puede haber etapas del año donde la ratio es muy alta y otras muy baja.

¿Cómo mejorar la rotación de activos?

Para mejorar la rotación de activos es necesario ampliar algunos aspectos de la compañía. Debido a que este cálculo se realiza en base a los activos y ganancias, si el cálculo es bajo significa que alguno de los dos está funcionando mal o no está siendo explotado de manera correcta.

En primer lugar, si se quiere mejorar la rotación de activos se debe buscar que las ganancias crezcan. Existen casos donde los activos están siendo bien utilizados, pero las ventas no se condicen con esto. En ese caso a lo que se debe apuntar es a mejorar los beneficios.

Aunque también puede suceder lo contrario. Que las ventas sean buenas pero que los activos no estén siendo explotados de manera eficiente. Para esto lo que debe hacerse es mejorar la explotación del inventario.