Servidor Proxy: ¿Qué es y cómo funciona?

Servidor Proxy: ¿Qué es y cómo funciona?

Seas adepto o no a la tecnología aplicada a la informática, hay algunos aspectos de esta que es necesario o importante conocer para entender un poco mejor su funcionamiento. En esta oportunidad venimos a comentarte acerca del Servidor Proxy, un intercomunicador entre nuestros ordenadores y la red. Si te interesa saber de qué se trata, quédate en esta nota que te contamos todo lo que necesitas saber y más. 

¿Qué es un Servidor Proxy?

En una red informática, un servidor proxy es una tecnología la cual se encarga de lograr un puente entre un ordenador utilizado por el cliente, lo que representa el origen de la conexión, y el destino final de la solicitud, que es internet. Podemos definirlo entonces, como un software intermediario o de nexo entre la persona que desea lograr el enlace a la red y el ciberespacio.

Cuando utilizamos cualquier navegador disponible para conectarnos a internet podemos acceder de manera fácil y práctica, lo que pareciera una conexión del todo directa. Sin embargo, dicho contacto es indirecto puesto que las que se comunican con la red son las proxies que actúan en nombre del usuario. Esto significa que nuestra conexión en primera instancia es a un servidor proxy y posteriormente a la red.

Con el servidor proxy el flujo de datos entre nosotros y la red pasa primero por él, quien termina derivando los mismos. También puede realizar la acción de enviar información de un lugar a otro entre ordenadores, impidiendo que toda interacción se realice de manera directa. 

¿Cómo funciona un Servidor Proxy?

El funcionamiento de un servidor proxy está basado en la retransmisión de datos, ya que gestiona peticiones de internet a diferentes destinos, reagrupa la información y devuelve la misma a quien realizó la solicitud en primera instancia. Debido a esto, la interacción que existe entre el dispositivo, la red local e internet está dado por el punto de conexión de este servidor. Es decir, funciona como barrera entre el usuario o grupo de usuarios y gestiona todo el tráfico de información solicitados por ellos o en su nombre. 

La dirección de Protocolo de Internet (IP) de todo ordenador es la referencia por la cual el proxy recibe y envía toda la información que fue requerida por el cliente. Sin embargo, esta IP no está expuesta o está enmascarada, por lo que la navegación por las diferentes webs es segura. Inclusive alguno de estos servidores tienen su propia IP, lo que permite ocultar la verdadera dirección del cibernauta. 

Ventajas y desventajas de un Servidor Proxy

El servidor proxy representa a un mensajero, a un intermediario entre el usuario e internet y cuenta con varias funciones de utilidad, y en algunos casos necesarias. Mencionamos a continuación las ventajas y desventajas.

Ventajas:

  • Permiten la navegación de manera encubierta, permitiendo ocultar la dirección del Protocolo de Internet (IP) real y otros tipos de datos sensibles. 
  • Evitan algunas barreras de restricciones, puesto que permiten el acceso a sitios que pueden no estar disponibles en el país o territorio.
  • Verifican la acometida o acceso: tienen el rol de administradores dado que deciden si permiten o no el enlace entre los clientes y ciertos sitios web
  • Bloquean sitios: se pueden filtrar los contenidos de algunas webs específicas, así como también de algunos contenidos en particular. 
  • Almacenan caché (antememoria o memoria intermedia): guardan la información de sitios visitados con el fin de que si deseas volver a navegar por los mismos ya tengas cargada las rutas de solicitudes. 
  • Utilizan Firewall (cortafuegos): permiten que los administradores instalen un sistema de seguridad como barrera entre el usuario, la red e internet. El servidor proxy es el lugar propicio donde ubicarlo dado que identificará el tráfico de datos antes de que entren a la red. Esta herramienta es fundamental para prevenir el ataque de malware o hackers

Desventajas: 

  • Debido a que las solicitudes de tráfico de datos deben pasar por un intermediario la navegación se puede ralentizar, incluso con el almacenamiento de caché. 
  • En ocasiones, si los servidores contratados no son de buena calidad y sobre todo si son de uso gratuito, pueden exponer nuestros datos personales dado que no son del todo anónimos.
  • Suelen ocasionar limitaciones por su configuración a la hora de utilizar puertos, como por ejemplo los USB. 

Tipos de Servidor Proxy 

Los servidores intermediarios proxy no son genéricos o de un solo tipo. Dependiendo de la funcionalidad o de la necesidad puede ser el tipo de servidor, siendo su principal diferencia entre uno y otro el grado de privacidad brindado. Por ello encontramos: 

  • Proxy Transparente o Translúcido: no brindan ningún tipo de privacidad o seguridad. Cuando el usuario se encuentra navegando por la web su dirección IP real es totalmente visible. Así mismo, se puede determinar que están usando un proxy fácilmente. La única finalidad de su utilización es el guardado de caché.
  • Proxy Anónimo: estos tipos de servidores son especialistas en distorsión ya que ofrecen a los sitios webs una dirección de IP falsa. Sin embargo, no ocultan que el usuario está usando proxy. Por ello, si ingresa a algún sitio que opte por desestimar proxies, el cliente no podrá ingresar a dicho sitio. 
  • Proxy de gran anonimato: ocultan tanto la dirección IP como el uso propio de proxy, Es decir, que la dirección web no podrá reconocer o identificar el uso de este servidor. Para que sea posible este tipo de proxy, conocido comúnmente como de élite, cambian con periodicidad su dirección IP para lograr ser identificados. 

Diferencia entre un Servidor Proxy y una VPN

Quien tenga un algún conocimiento básico de informática puede confundir a un servidor proxy con una VPN (siglas en inglés de Virtual Private Network cuya traducción es Red Privada Virtual). Sin embargo, hay una serie de diferencias marcadas entre ambas.

Encontramos así, que el primero de ellos se encarga de interconectar y redirigir el tráfico de datos de un programa, mientras que la VPN ejecuta la misma función para a nivel de todo el sistema operativo. Por ello la seguridad de la red privada virtual es muy superior a la del servidor proxy.

La VPN encripta la totalidad del tráfico de información, mientras que el proxy solo la dirección IP y la proxy propiamente dicha, por lo tanto, a un hackers le cuesta mucho menos romper la seguridad de este último. 

La mayoría de las VPN son contratadas, pagas y muy robustas, mientras que las proxies son en gran porcentaje gratuitas y poco fiables

Por último, las conexiones VPN suelen ser sólidas y de alta performance, en tanto que las proxies tienden a caerse a menudo y son lentas

Por todo lo antepuesto, es evidente que la red privada virtual es superior en cuanto a ciberseguridad, no en vano son las más utilizadas por empresas y compañías de todo el mundo. De todas formas, los servidores proxy son de gran utilidad para usuarios amateurs que deseen agregar un aspecto más de privacidad a sus conexiones, y para quienes desean guardar información de los sitios visitados.