Sistema tributario: ¿De qué se trata?

Base liquidable: ¿Qué es y cómo se calcula?

Una de las preocupaciones de cualquier estado es la de contar con los fondos suficientes para administrar de manera eficiente el funcionamiento del país.  

Estos fondos se obtienen en gran parte por los impuestos, estos mismos son recolectados a través de un sistema complejo que le otorga la seguridad a los países de que son recaudados eficientemente; de esto se encarga, lo que denominamos, como sistema tributario. 

En este artículo veremos qué es el sistema tributario, cuáles son sus características y cómo está compuesto el mismo, así como cuáles son las necesidades de tener un buen sistema tributario para su correcto funcionamiento.

¿Qué es el sistema tributario?

El conocido como sistema tributario es aquel que, a través de diferentes medios, normas y establecimientos que están bajo la administración estatal, recaudan fondos pertenecientes a los tributos o impuestos que recaen sobre cada habitante.

Estos impuestos o tributos son utilizados para engrosar la masa de dinero que dispone el estado para los gastos públicos, con los que va a suplir las necesidades más importantes de la población.

Es decir que el sistema tributario es el sistema mediante el cual el estado de una nación se hace de los impuestos pertinentes a cobrar ya sean mensuales o anuales, los enmarca en la suma total de los mismos y luego se encarga de distribuirlos a través de los diferentes organismos que gestionan al país.

Asimismo, este sistema no es el encargado de decidir cómo se distribuirá ni en qué momento, solo se encarga de la recolección debida de los impuestos o tributos pertinentes. 

Es pocas palabras, es el recolector del dinero que utiliza el estado para financiar sus actividades administrativas. 

¿Qué determina el sistema tributario?

El sistema tributario es el encargado de determinar la cantidad de impuestos o tributos que deben abonar los ciudadanos de una sociedad. 

Su principal objetivo es el de brindar a un país la cantidad de dinero necesaria para llevar a cabo las acciones que impliquen poner en movimiento un país.

Por otra parte, este sistema es el encargado de establecer el monto correspondiente a pagar de impuestos de cada contribuyente.

La acción que le corresponde al Estado sobre el uso de esos impuestos es la de distribuirlos equitativamente para las entidades de la administración pública y para el banco central del país. 

El gobierno apropiado del mismo poder, deberá distribuir ese dinero en búsqueda de mejorar la calidad de vida de sus habitantes;  pero se debe tener en cuenta que el proceso del sistema tributario finaliza una vez que termina de enviar los resultados, con sus respectivos saldos, al banco central correspondiente al país. 

¿Cuál es la estructura del sistema tributario?

Para que el sistema tributario funcione de manera correcta, hay ciertas bases que se establecen con anterioridad para que este encuentre la estructura que garantiza una buena implementación del mismo: 

  1. La primera característica relevante es que el sistema tributario debe aplicar una distribución equitativa en relación a los impuestos. Esto debe ser así para no causar desbalances en la economía ni perjudicar al país en su funcionamiento. 
  1. En segundo lugar,  para funcionar adecuadamente debe lograr la menor intervención en las decisiones de los agentes económicos; esto hace referencia a no causar malestar en los agentes económicos y que estos no sean un factor decisivo en la recolección de impuestos. 
  1. El tercer requisito del cual debemos contar para tener una sana y eficiente estructura de nuestro sistema tributario, es que debemos registrar un rendimiento fiscal adecuado a las bases del país. Es decir que no se deben recoger impuestos de más con el único objetivo de obtener mayores ganancias sino que debe aplicarse un sistema efectivo y justo. 
  1. El sistema tributario que se implemente debe ser maximizado para que nos lleve a la menor cantidad de pérdidas, es decir que, debemos maximizar las ganancias como empresa afrontando la menor cantidad de costos en nuestra función de estado para la recolección de impuestos. 

 ¿Cuáles son los tres elementos del sistema tributario? 

Los tres elementos del sistema tributario son aquellos que se corresponden con los tipos de impuestos que existen y que un estado puede aplicar sobre sus contribuyentes.

Los impuestos se clasifican bajo esta tríada: 

Impuestos jurídicos: son aquellos que el estado va a aplicar como cargo por el uso de los órganos pertenecientes a lo jurídico que se encuentran bajo su administración; por ejemplo, cuando pagamos un impuesto por la firma de un documento.

Impuestos personales: son los tributos que se le cobran a un individuo por las ganancias que percibe, a estos se los conoce como el impuesto a las ganancias. 

El IVA es otro ejemplo de impuesto de índole personal ya que se aplica a partir de lo que consumas, cuanto más adquieras, mayor es el monto del IVA, ya que es un impuesto que se aplica al precio final de los productos. 

Impuestos a los bienes materiales: son aquellos impuestos que se adhieren al gasto corriente de la posesión de un bien, por ejemplo, las matrículas de los autos.

¿Por qué es importante el sistema tributario mexicano?

El sistema tributario mexicano es sumamente importante ya que, a través de él, el estado consigue la mayor parte de la financiación del país; este impone y recolecta los impuestos pertinentes y los entrega al estado para su correcta utilización.