Sociedad Mercantil: ¿Qué es y cómo se construye?

Red WAN: ¿Qué es y para qué sirve?

Siempre que hablamos de una empresa o compañía, sin importar su tipo, nos estamos refiriendo a una sociedad mercantil. No importa si este es una cooperativa, una sociedad anónima, una sociedad limitada o en comandita simple. Todas ellas son sociedades mercantiles. Incluso, hay más. 

Las sociedades mercantiles son aquellas asociaciones que se realizan con el objetivo de reunir a dos o más personas y a partir de una determinada suma de capital, buscar generar beneficios y ganancias. 

En la siguiente nota veremos qué tipos de sociedad mercantil existen, cómo se constituyen, dónde se inscriben y qué no les debe faltar. 

¿Qué es una sociedad mercantil? 

Una sociedad mercantil se conforma a partir de un contrato a través del cual dos o más individuos se organizan para poner dinero, bienes o una industria, con el objetivo de realizar una actividad económica y obtener ganancias. 

A partir de este contrato se realiza una persona moral a fin de realizar esta actividad con fines de lucro. De esta manera, las personas físicas o morales que se hayan juntado para realizar dicha actividad económica, y que han fundado la sociedad mercantil, ahora se consideran socios. 

Las responsabilidades, los derechos y las obligaciones de los socios varían según el tipo de sociedad mercantil. Dependerá de qué clase de sociedad se haya elegido para saber, por ejemplo, si los socios responden o no con su patrimonio frente a posibles deudas de la sociedad. Lo mismo para el reparto de ganancias, por citar otro ejemplo. 

¿Cuáles son los 7 tipos de sociedades mercantiles? 

Las sociedades comerciales tienen algunas características comunes entre sí, aunque existen diferentes clases. En total, se pueden diferenciar siete clases de sociedades mercantiles: 

  • Sociedad en nombre colectivo: En esta clase de sociedad mercantil, existen diferentes clases de socios. Socios capitalistas, quienes se encargan de aportar el capital; socios industriales, quienes ponen el trabajo y perciben un salario por este. Los aportes de esta clase de sociedad pueden realizarse en forma de bienes, capital o trabajo. No existe un piso para el capital social. 
  • Sociedad en comandita simple: Esta sociedad se caracteriza por tener dos clases de socios distintos: los comanditados y los comanditarios. Los socios comanditados son aquellos que frente a las obligaciones sociales responden de manera subsidiaria, ilimitada y solidaria. Por otro lado, los comanditarios, solo deben responder al capital comprometido, no tienen derecho a intervenir en las decisiones que definan el rumbo de la empresa ni en su gestión.
  • Sociedad de responsabilidad limitada: Suelen ser elegidas para pequeñas o medianas empresas, principalmente cuando se realizan a partir de capital familiar. Esto se debe a que la responsabilidad de los socios, se limita al capital invertido, el cual se conforma a partir de los aportes de los socios. De esta manera, ante la potencial aparición de una deuda, los socios no deben hacerse cargo con su patrimonio personal, sino con el aporte que hubieran realizado. 
  • Sociedad anónima: En este caso, uno de los más utilizados en las grandes empresas, los socios, también llamados accionistas, participan del capital social de la compañía a través de títulos o alícuotas llamados acciones. El porcentaje que adquiera cada uno de los socios, hará depender su participación dentro de la empresa como en las ganancias. Las acciones, según su tipo, tienen un valor y otorgan derechos u obligaciones a sus dueños.
  • Sociedad en comandita por acciones: Funcionan bajo las mismas reglas que una sociedad anónima y la estructura en la que se dividen los socios comanditados. El capital social se fragmenta en acciones. Las mismas no pueden ser vendidas ni otorgadas, sin obtener el consentimiento de todos los otros socios. No tiene un mínimo de capital para comenzar. Es necesario conformar la reserva con el 5% de las utilidades anuales, hasta completar el 20% del capital social.
  • Sociedad Cooperativa: Esta clase de sociedad mercantil tiene determinados valores morales que el resto carece. Las cooperativas, además de fundarse sobre la búsqueda del lucro, también deben fomentar la solidaridad, la cooperación, entre otros valores. Se necesitan, mínimo, cinco integrantes para comenzar.
  • Sociedad por acciones simplificadas: Este último caso está pensado para pequeñas o micro empresas. Deben facturar menos cinco millones de pesos por año. La responsabilidad de sus socios está limitada al capital aportado. Este se representa en acciones. Para constituir esta clase de sociedad mercantil es necesario un solo socio. 

¿Qué debe tener una sociedad mercantil?

Para constituir una sociedad mercantil es necesario completar una serie de pasos burocráticos, vinculados principalmente a los datos y documentos que se deben recopilar para presentar ante los organismos correspondientes. 

  • Nombre, nacionalidad y domicilio real de los futuros socios.
  • Objeto de la sociedad.
  • Razón social.
  • Importe del capital social.
  • Domicilio de la sociedad.
  • Se debe expresar qué aporta cada socio para la constitución de la sociedad. En caso de que no todos aporten en dinero, debe estar estipulado el valor que se le dará al trabajo o los bienes aportados. Si los capitales son variables debe estar indicado.
  • Duración de la sociedad, incluso en caso de ser indeterminada.
  • Valor de los fondos de reserva. 
  • Cómo se distribuirán las ganancias o pérdidas entre los socios.
  • En qué condiciones la compañía puede disolverse antes de tiempo.
  • De qué forma serán nombrados los administradores.
  • Qué facultades tendrán los administradores. 
  • Cómo se liquidará la sociedad y cómo se elegirán los liquidadores, en el caso de que estos no hayan sido seleccionados de manera anticipada. 

¿Cuántas personas forman una sociedad mercantil? 

Existe una sociedad mercantil al momento en que dos o más personas físicas, conforme a la elección de uno de los tipos de sociedad previamente detallados por ley, se obliguen entre sí a realizar diferentes aportes para destinarlos a la industria o intercambio de bienes o servicios, repartiendo las ganancias y solventando las pérdidas. 

¿Cómo se generan las sociedades mercantiles?

Para generar una sociedad mercantil es necesario respetar una serie de trámites y presentar diferentes documentaciones para que su constitución pueda llevarse a cabo: 

  1. Se debe solicitar la debida autorización para la utilización de la razón social que haya seleccionado la sociedad. Esta se lleva a cabo en la Secretaría de Economía. 
  1. A partir de la autorización por parte de la Secretaría de Economía, el abogado a cargo de la sociedad debe realizar el acta constitutiva de la sociedad. Esta se realiza en base a las necesidades y objetivos de sus socios.
  1. La sociedad debe ser registrada en el SAT, Servicio de Administración Tributaria. Esta institución otorga la Cédula de Identificación Fiscal a la sociedad. Esta viene con el número de Registro Federal de Contribuyentes o RFC.
  1. La sociedad debe ser inscripta en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.
  1. El siguiente paso es registrar a la sociedad ante el IMSS, este es el Instituto Mexicano del Seguro Social. Esto debe realizarse aun cuando los únicos empleados, o trabajadores, fueran los mismos socios. 
  1. Por último, en caso de que alguno de los socios fuera extranjero, deberá realizar un trámite más. En ese caso la sociedad deberá ser inscripta en el Registro Nacional de Inversión Extranjera. 

¿Quién otorga los permisos para constituir una sociedad mercantil? 

Los permisos y autorizaciones para poder constituir una sociedad comercial, son otorgados por la Secretaría de Economía. Luego, cada una de las áreas que componen dicha secretaría, son las encargadas de ir aprobando las siguientes partes de los trámites.

¿Dónde se constituye una sociedad mercantil?

La sociedad mercantil se constituye en México dentro de la Secretaría de Economía. Esta debe ser registrada en el SAT, es decir el Servicio de Administración Tributaria. 

Sin esta constitución legal la sociedad mercantil, y todas las operaciones que ésta realice, carecen de validez legal. 

Todas las sociedades mercantiles están obligadas a tener su Cédula de Identificación Fiscal y, con este, su número de Registro Federal de Contribuyentes.