Stakeholders: ¿Qué es y cuáles son sus tipos?

AMIA: Asociación Mexicana de la Industria Automotriz

Cuando pensamos en una empresa no sólo habrá que tener en cuenta su edificación, trabajadores de traje, aparatos electrónicos costosos y cientos de reuniones. En el imaginario popular, esto puede significar una compañía exitosa que toma las decisiones pensando sólo en ellos.

Pero hay muchos más aspectos que los gerentes y directivos tienen que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo cada paso que da el emprendimiento. Estamos hablando de los stakeholders.

A continuación te contamos qué son, cómo se clasifican y de qué manera inciden en una empresa.

¿Qué son los stakeholders? 

A la hora de hablar de a qué nos referimos con el término stakeholders, podríamos definirlo como todos los actores que se involucran interna o externamente en una empresa o en una organización.

Todas las decisiones que se tomen desde las directivas o directorio de una organización van a repercutir de manera positiva o negativa en estos grupos de interés. Es por eso que se debe realizar un exhaustivo estudio de cómo evitar que se vean perjudicados y cuál es la mejor manera para que sus necesidades sean satisfechas.

El modo y los esfuerzos que se pongan sobre la mesa para que estos obtengan también beneficios dependerá netamente del grado de importancia que tengan para la compañía. El valor de esta también dependerá de que todas las partes interesadas sostengan de alguna manera su satisfacción con el modo en el que se está desempeñando el negocio.

Por ejemplo, una exponencial disminución en el caudal de ventas significa que hay un dinero con el que no se podrá contar. Esa insatisfacción de los clientes por el producto que se vende repercutirá en los trabajadores y en sus familias, es por esto que se debe analizar a qué dar prioridad a la hora de una crisis o una baja en el comercio de las mercancías. 

También las inversiones pueden ser otro motivo de estudio. Si esta inyección de dinero se utilizará para mejorar los salarios, tendrá influencia en los empleados; pero quizás no tanto en las instalaciones, maquinarias o materiales de trabajo. Por ello, se contratan analistas especializados que se dedican a ver todas las variables posibles y cuáles serán los beneficios para cada actor perjudicado o beneficiado.

¿Cuáles son los stakeholders primarios y secundarios? 

En cuanto a los stakeholders primarios, estos son los que se vinculan más que nada con la temática económica de una compañía. Estos actores están encabezados por los inversionistas, que son los encargados de destinar dinero para que funcione la empresa o para equipar o comprar productos. Además, incluye a todos los empleados que formen parte de la mano de obra y que desarrollen sus actividades tanto dentro como fuera de la misma. 

Los clientes también se engloban dentro de las partes interesadas primarias ya que se relacionan directamente con lo económico. Sin ellos no existiría todo el circuito de la compra y venta de productos por lo que son una parte vital en la que deberá enfocarse cualquier empresa.

Por otro lado, también existen los stakeholders secundarios. A ellos nos referimos cuando hablamos de los que no poseen una relación lineal con la compañía pero que de alguna manera inciden en ella

La competencia es una de las principales aristas a tener en cuenta entre las partes interesadas secundarias. Si bien no repercute directamente, sí lo hace de forma indirecta porque sus propias decisiones serán las que tendrán influencia sobre todo el mercado.

Los gobiernos nacionales también entran dentro del segundo grupo. Algunas políticas o decisiones que vengan de parte de los políticos o del Congreso pueden repercutir en el devenir de una empresa, tanto de manera favorable como desfavorable. Es por esto también que, si bien no forman parte de un emprendimiento, su papel es importante en todo aspecto.

El periodismo, los diarios, la televisión y las redes sociales pueden ser comprendidas en el sector de los stakeholders secundarios. Si se habla mal de un producto o de una práctica en todos los medios, indefectiblemente tendrá consecuencias negativas, sin ser un actor directo dentro de la compañía. 

¿Qué son los stakeholders internos y externos? 

Entre los stakeholders internos se encuentran los que mayor injerencia tendrán en cuanto a las decisiones que tome la empresa. Es similar a la distinción de las partes interesadas primarias. 

Estos se pueden diferenciar en tres grandes grupos:

  • Inversionistas: son los que poseen gran parte del capital que se utiliza en la empresa. Aportan para su crecimiento pero también para obtener beneficios directamente de las ganancias que se generen con la venta de la mercancía. Pueden o no tener un lugar entre los conductores de la compañía, pero sin duda que tendrán poder de decisión dentro de la misma.
  • Directivos: estos son las caras visibles de la empresa y quienes generalmente se encargan de tomar las riendas del emprendimiento. Todas sus resoluciones deberán ser consensuadas y hasta a veces directamente enviadas por los accionistas.
  • Trabajadores: los empleados sostienen con su mano de obra a la compañía. Sin su fuerza de trabajo no se generarían recursos mediante la compra y venta de productos. 

En cambio, los stakeholders externos se relacionan más con los secundarios. Si bien no trabajan de manera directa en la empresa, interfieren en las decisiones que se toman dentro de la directiva.

Todas las variables tienen que ser fríamente analizadas y estudiadas. Por ello, los actores externos también son importantes en este circuito económico y un factor clave a tener en cuenta para el crecimiento de un emprendimiento.

¿Cómo se clasifican los stakeholders? 

Los stakeholders pueden ser clasificados también según su grado de importancia en cuanto al cuidado que se tiene que tener con ellos. También implica un nivel mayor de satisfacción de necesidades cubiertas para que la empresa vaya sobre rieles en materia netamente económica.

Las personas encargadas de la gerencia y de garantizar que los análisis se produzcan de manera exitosa, los ordenarán de la siguiente manera:

  • Categoría con gran preponderancia e interés: la gestión debe ser 100% eficaz porque es el grupo de mayor importancia dentro de la empresa.
  • Categoría con gran preponderancia pero no interés: sus necesidades deben estar satisfechas.
  • Categoría con poca preponderancia pero sí con interés: se les debe informar sobre todas las decisiones que se tomen.
  • Categoría con poca preponderancia pero sin interés: con el simple hecho de controlarlos bastará.

¿Qué impacto tienen los stakeholders en la empresa?

Los stakeholders tienen un impacto supremo en cualquier tipo de empresa. Todos los caminos que se tomen en cualquiera de los sectores repercutirá positiva o negativamente en ellos. Es por eso que las estrategias tienen que ser meditadas y las necesidades de los grupos con mayor relevancia tienen que ser una de las prioridades de la compañía.

Más allá de lo que dependa directamente de los actores que forman parte del negocio, vimos cuán relevantes son los actores secundarios. Decisiones gubernamentales pueden poner en jaque las acciones que se tomen. También las distintas organizaciones sociales juegan un rol preponderante en la ecuación, sobre todo si se trata de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores. 

Dicho esto, la opinión pública también estará entre las facciones involucradas en este circuito que es uno de los pilares de cualquier empresa. Capacitaciones, medir los impactos económicos, políticos y sociales son algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de estudiar y analizar a los stakeholders.