Suspensión contractual: ¿Qué es y cuánto dura? 

Factura cancelable sin aceptación: ¿De qué se trata?

Cuando formamos parte de una institución o empresa en la cual desarrollamos nuestras actividades, las relaciones que se establecen en ellas están sujetas a cambios que pueden suceder, sea por el motivo que sea; sin embargo, es importante que las relaciones entre sus miembros sean lo más sanas posibles. 

Para esto, muchos trabajadores recurren a la suspensión del contrato laboral, pero acceder a esto no es sencillo. 

Si quieres saber más sobre esta herramienta contractual, te invitamos a leer el siguiente artículo.  

¿Qué es la suspensión contractual?

El concepto de suspensión contractual hace referencia al cese de las actividades laborales del trabajador en el cual también se libera al empleador de cumplir con sus obligaciones en un periodo determinado de tiempo. 

Pero si bien existe esta posibilidad de suspender el contrato laboral, también se debe tener en cuenta que un contrato está pensado para que sea perdurable y es por este motivo que antes de acceder a la suspensión del mismo se aplican ciertas reglamentaciones para evitar que la relación entre empleador y trabajador se vea afectada de manera negativa. 

¿Cuánto tiempo puede estar suspendido un contrato de trabajo?

Si quieres suspender tus actividades laborales como trabajador se estableció un promedio de 120 días, cuando la suspensión se da por fuera de la voluntad del empleador; ya sea por cierre temporal de la empresa o negocio. 

Para esto se deberá contar con previa autorización del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. 

¿Cuáles son los motivos de suspensión del contrato de trabajo?

De acuerdo con lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores hay diversos motivos para recurrir a la suspensión contractual de trabajo: 

  • Existe un previo acuerdo mutuo entre trabajador y empleador para la suspensión del contrato, ya sea por motivos familiares o de estudio. 
  • Por motivos que se han establecido en el contrato de manera previa y además de previsiones en las cuales se recomiende la suspensión contractual. 
  • Por motivos que incapaciten temporalmente al trabajador, como por ejemplo, un accidente. 
  • Por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, riesgos en el embarazo y lactancia.  
  • Cumplir con el servicio militar. 
  • Por ocupar y ejercer un cargo público. 
  • En situaciones de privación de libertad, siempre y cuando no se haya establecido una sentencia. 
  • Cuando el trabajador no cumple con sus responsabilidades laborales, el empleador tiene el poder de imponer una sanción. 
  • Por diversas causas económicas aunque también en estos casos se puede recurrir a la reducción de la jornada laboral. 
  • Por excederse en sus tareas de cuidado en el hogar ya sea forzosa o voluntaria. 

¿Cuál es la diferencia entre la suspensión y extinción de contrato de trabajo? 

Suspensión de un contrato de trabajo

Como dijimos anteriormente, la suspensión contractual de trabajo es cuando se lleva a cabo un cese en las actividades del trabajador de manera temporal sin que se vea afectada la relación empleador-empleado. 

Una vez que termina este periodo de suspensión contractual, el trabajador podrá reincorporarse a su puesto. 

Extinción de un contrato de trabajo

En cuanto a la extinción del contrato laboral se debe al cese total de la relación entre empleado y empleador para la cual también existen diversas razones por las que se puede ocasionar, como las siguientes: 

  • Por voluntad de ambas partes.
  • Por razones de fuerza mayor como disminución o falta de trabajo.
  • Muerte del empleado
  • Muerte del Empleador.
  • El empleador se declara en quiebra. 
  • Incapacidad del trabajador.