Takt Time: ¿Qué es y cómo se calcula?

Lead Time: ¿Qué es y cómo se calcula?

Sin lugar a dudas, cumplir con las demandas de la sociedad no es tarea fácil para las industrias y los empresarios. Por ello, es necesario contar con un detallado modelo productivo que permita ejecutar a la perfección una planificación específica.

Debido a esto, es cada vez más necesario poder determinar de antemano cuánto tiempo, materia prima y personal será necesario para cumplir con la producción; ya que una falla en el cumplimiento con las demanda podría llevar al fracaso a cualquier empresa.

Y es justamente en la variable del tiempo la que nos interesa describir hoy. Siendo quizás la más importante de toda producción industrial. Ya que en los tiempos actuales, todo avanza a gran velocidad y siempre será importante estar un paso adelante de nuestros competidores, cumpliendo con la demanda de los clientes.

¿Qué es el Takt Time? 

Cuando se habla de takt time se hace referencia al periodo de tiempo que será necesario para completar la fabricación de una unidad específica y comenzar con la unidad siguiente. En otras palabras, es el término utilizado para señalar el ritmo de producción necesario para completar cada una de las unidades solicitadas en una demanda particular.

Para facilitar la comprensión de este concepto, es importante resaltar que el mismo proviene de la palabra alemana “taktzeit”, que literalmente se traduce al español como “tiempo de ciclo”. Siendo precisamente este “ciclo” de fabricación el que debe calcularse para saber qué tiempo llevará producir cada unidad.

Cabe resaltar que este término sólo identifica a la fabricación de una unidad en particular. Diferenciándose de otras expresiones que se utilizan para determinar el tiempo de fabricación de una pieza o aquellos que refieren a todo el tiempo de producción de una demanda, que pueden iniciarse en el momento del encargo y finalizar tras la entrega de todo el encargo.

La determinación de este tiempo de fabricación de cada unidad, cobra vital importancia en empresas que cuentan con acotados plazos de producción y pretenden sostener de manera constante la demanda de los clientes.

¿Para qué sirve el Takt Time? 

El cálculo de tiempo necesario para la fabricación de una unidad demandada debe ser calculado previamente para no afectar la capacidad productiva de una empresa. Ya que el mismo podrá variar de acuerdo al nivel de pedidos que puedan tener en un periodo estable.

Principalmente se busca determinar un tiempo de trabajo que evite pérdidas en la productividad empresarial, generar stock sobrante por sobreproducción o, peor aún, no llegar a cubrir la demanda por un faltante significativo.

Más allá de ser una estimación teórica, esta velocidad determinada de fabricación permitirá establecer la frecuencia de producción al mismo tiempo que realizar los ajustes que sean necesarios para cumplir con la demanda.  

Por ellos, no solo es usado en tareas de producción, sino que también sirve a la hora de aplicar controles o en aspectos de gestión y administración empresarial. Permitiendo registros significativos a la hora de evaluar desempeños y cumplimiento de funciones.

Debido a la importancia de este takt time, se dice que la producción debe avanzar al compás del mismo. Teniendo en cuenta que esto le permitirá satisfacer las demanda de la clientela, ofrecer un mejor servicio, ahorrar en costos operacionales y repercutir positivamente en su logística y en la de otros fabricantes asociados a su cadena de suministros.

¿Cómo calcular el Takt Time? 

Determinar el takt time de una producción específica no es una tarea difícil, más allá que posteriormente la fabricación de cada unidad sea un trabajo complejo.

Decimos esto porque para definir el tiempo de ciclo que una producción conlleva, debe calcularse el tiempo de fabricación de una unidad y el tiempo disponible para concretar el pedido. A partir de ahí, se podrá establecer el ritmo de producción y definir los procesos que sean necesarios para concretar la entrega final.

Esto sería, dividir la cantidad de unidades solicitadas entre el tiempo de producción disponible para concretar dicho pedido.

Un ejemplo simple para visualizar esto es suponer que una empresa textil, que cuenta con una producción de 24 horas ininterrumpidas, recibe un pedido de 1000 camisetas. Entonces, para determinar el takt time habrá que convertir las 24 horas de trabajo en un valor de 86400 segundos y luego dividirlo por 1000, refiriéndose a la cantidad de unidades realizadas en el pedido. 

Esto sería:

86400 segundos / 1000 unidades = 86.4 segundos x unidad (1.44 minutos por unidad)

Gracias a este cálculo, la empresa determinará que para cumplir con la demanda del cliente, deberá establecer un ritmo de fabricación de una camiseta en menos de 1 minuto y 26 segundos.

Teniendo en cuenta estas particularidades, puede considerarse que el takt time es establecido por la demanda del cliente y no por la empresa en cuestión. Ya que la producción de esta última se verá condicionada por la naturaleza del producto.

Ventajas y desventajas del Takt Time 

Si bien, anteriormente hemos nombrado algunas caracterìsticas que podrían determinar aspectos favorables de establecer el takt time de una producción a continuación proponemos una serie de beneficios que suele conllevar su aplicación:

  • Disminución de Gastos: Determinar el tiempo de producción permite calcular efectivamente el presupuesto necesario y ajustar todo tipo de inversiones para realizar el mínimo posible; ya sea en compra de materia prima, almacenamiento, transporte u otros gastos de la producción.
  • Evitar Sobreproducción: Al producir en base a la demanda solicitada, el ritmo de trabajo se optimiza en relación al volumen específico de unidades a completar, evitando producciones extras que no tendrán destinatarios asegurados.
  • Optimización de Recursos: La producción requerida exige tener a disposición la totalidad de posibilidades de cada empresa, por lo tanto, determinar el takt time permitirá el aprovechamiento correcto de cada sector, evitando invertir más recursos de los necesarios.
  • Descenso de Errores: Conocer previamente el takt time por unidad implica trabajar de manera eficiente, evitando errores que puedan provocarse por improvisaciones o la ejecución de un ritmo de trabajo no conveniente.

Ahora bien, más allá de estos puntos beneficiosos, debemos ser conscientes de que este concepto aplicado a la producción también presenta puntos poco convenientes según los casos. Entre estas desventajas podemos nombrar:

  • No Contemplar el Factor Humano: el concepto teórico omite las necesidades de los empleados, ya sea alimentación, descansos o dificultades con alguna de las unidades con las que está trabajando. Siendo estos aspectos que determinarán el verdadero tiempo de producción de cada unidad.
  • Nivelación Recurrente de las Tareas: con la intención de evitar sobreproducción en algún momento del trabajo (principalmente en industrias que utilicen cadenas de ensamblaje), el sistema debe dejar de ser flexible y pone en riesgo su funcionamiento integral.
  • Reorganización de Funciones Según la Demanda: cuando los pedidos aumentan considerablemente, la función de cada sector productivo debe ajustarse al nuevo takt time; corriendo el riesgo de colapsar la producción o aumentar los gastos por la necesidad de incorporar personal o dividir una tarea en dos para poder cubrir eficientemente.

Diferencias entre Takt Time y Lead Time

Comúnmente se cae en la confusión de considerar al Takt Time como aquello si fuera el “Lead Time” de una producción.

Ahora bien, el Lead Time, que traducido del inglés puede denominarse “tiempo de entrega”, hace referencia al tiempo total que se necesita para la solicitud, producción y entrega de una demanda en particular. Esto sería, el tiempo que transcurre desde que se genera un pedido específico hasta que el cliente lo recibe y puede hacer uso de él.

En definitiva, la gran diferencia radica en los aspectos que engloban cada una de estas expresiones. Entendiendo que el Takt Time hace referencia solamente al tiempo ideal en el que debería fabricarse una unidad determinada, mientras que el Lead Time circunscribe al tiempo estimado que en el que se ejecuta la totalidad de la comercialización de un producto, incorporando la logística y transporte.

Para finalizar, es importante resaltar que cuando una empresa pretende cumplir con las demandas de producción en tiempo y forma, deberá contar con un takt time menor al que necesita particularmente cada unidad a fabricar. Esto es necesario para evitar contratiempos que conlleven horas o turnos extras de trabajo, que pongan en riesgo completar la demanda o que afecten los sistemas de producción.