Tarjeta de fidelización:  ¿Qué es y para qué sirve? 

Pasarelas de pago: ¿Qué es y cómo funciona?

Las tarjetas de fidelización son herramientas que aumentan la circulación de tus ventas y por lo tanto la regularidad de tus clientes. 

Si quieres saber más sobre los programas de fidelización, te invitamos a que continúes leyendo el siguiente artículo. 

¿Qué es una Tarjeta de Fidelización?

Las tarjetas de fidelización que también son conocidas como tarjetas de beneficios es una herramienta utilizada por diversas entidades financieras para ofrecer a sus clientes un soporte con descuentos o premios que se bonifican cuando el cliente consume productos por medio de esa tarjeta.  

Este tipo de tarjetas no son similares a las tarjeta que utilizamos en el cotidiano, ya sean de crédito o débito; sino que integran programas de compensaciones para aquellos clientes que son consumidores fieles de una marca en particular y para “premiar” esa fidelidad se les otorgan regalos, descuentos, promociones exclusivas, etc. 

Ejemplo

Tarjetas de descuento: esta estrategia de venta se lleva a cabo brindando diferentes descuentos sobre ciertos productos a aquellos clientes regulares de la marca; a su vez, el descuento puede aplicarse instantáneamente en el momento mismo de la compra o se puede bonificar en compras posteriores, alentando el regreso del cliente. 

Tarjetas de regalo: estas tarjetas con regalos para los clientes son ideales para establecer un acercamiento positivo con ellos.

Poseen una carga previa ya sea con puntos u ofertas de descuento, o un monto inicial para inaugurar la tarjeta.  

También pueden adquirirse en los locales como “gift cards” para regalar a alguien más y que goce de esos mismos beneficios. 

¿Cómo funciona una Tarjeta de Fidelización?

Estas tarjetas otorgadas a clientes recurrentes se las denomina de fidelización porque le ofrecen cierta exclusividad a los mismos. 

Sin embargo, no solo es un beneficio para el cliente sino también para el benefactor ya que la información personal de aquél como sus hábitos de compras y consumos los ayudan a diseñar mejores y más estrategias de marketing.  

Estas características hacen que estas tarjetas sean muy atractivas para los clientes, porque crece su percepción sobre la rentabilidad de ese lugar para hacer sus compras ya que se tienen en cuenta sus consumos más regulares.

¿Cómo se puede crear un programa de puntos para los clientes?

El método de recompensa a través de puntos acumulables es uno de los programas más frecuentes de las tarjetas de fidelidad. 

Cuando eres un cliente frecuente los puntos se acumulan en tus tarjetas en cada compra que hagas, estos puntos pueden ser canjeados ya sean por descuentos, obsequio o algún trato de exclusividad, algo que recompense tu inversión en la marca. 

Lo que hace este tipo de estrategias es que los clientes se esfuerzan por alcanzar cierto número de puntos y así acceder al canje de la recompensa. 

La implementación de un sistema de puntos es una excelente idea, sobre todo si tu finalidad es atraer clientes, sin embargo debes asegurarte que el canje de esos puntos sean sencillos y claros. 

¿Qué ventajas tiene un programa de fidelización?

Los programas de fidelización se construyen como herramientas estratégicas de venta, debido a esto, requieren de la inversión de capital que seguro podrías usarlo en otro tipo de actividades, sin embargo, correr el riesgo podría ayudarte a aumentar tus clientes. 

Por otro lado, debes considerar estas ventajas de adoptar el sistema de fidelización para tu negocio: 

Hace crecer tu negocio: si bien los programas de fidelización tienen diferentes resultados dependiendo de los diferentes objetivos que se hayan trazado, se ha demostrado su eficiencia y éxito en muchas empresas desde su implementación, favoreciendo principalmente en lo que respecta al crecimiento y expansión. 

Aumenta tus ingresos: para captar nuevos clientes se necesita de una gran inversión, de hasta seis o siete veces más de lo que inviertes para mantener a los clientes regulares.

Si dependemos de este hecho, debes saber que no hay un punto donde comparar la inversión que necesitas para crear un programa de fidelización con aquellos gastos que generan buscar y atraer de clientela nueva. 

Por otro lado, recuperarás el capital invertido en la creación del programa una vez que empieces a percibir las ganancias adicionales que la misma te genera al implementarlo. 

Otorga mejoras a tu reputación: en este caso, si tu clientela se siente satisfecha y valorada con la atención y con los productos y servicios que ofreces, entonces, es probable que se mantenga leal a tu negocio y que además recomiende tu negocio a otros. 

En definitiva, la calificación de tu negocio estará marcado por la experiencia de tus clientes y esto traerá repercusiones en el crecimiento del mismo.   

El aumento de tus ventas depende de la calidad de tus incentivos: las tarjetas de fidelización y  los programas que ofrecen son muy requeridos por los clientes por los beneficios que acarrea cada compra o consumo que hacen. 

Los incentivos que se reciben deben estar equilibrados con la cantidad de compras realizadas, el monto de dinero invertido además de basarse en satisfacer sus deseos y necesidades. 

Es de destacar que todos los programas de fidelización no son iguales ya que ello dependerá de tus estrategias para producir el efecto deseado en tus clientes y otorgando beneficios que sean valiosos en todo sentido. 

Brinda información acerca del comportamiento de tu nicho de mercado: los programas de fidelización no solo aumenta tu cercanía con la clientela sino que también te permite comprender su carácter como consumidor, aquello que evitan adquirir y en que productos gastan más dinero. 

Para comprobar cuáles son los incentivos que atraen más a los clientes y cuáles no producen ningún tipo de efecto, es cuestión de aplicar el método de prueba y error. 

Hace felices a tus clientes: cuando ofreces incentivos o beneficios a tus clientes no solo los haces más fieles y felices sino que también establece una brecha entre tu negocio y la competencia. 

Una vez que comienza, no deja de funcionar: una vez que ya tienes un programa de fidelización establecido, es muy difícil que este deje de funcionar debido a su naturaleza cíclica lo que significa que se retroalimenta constantemente. 

Cuantas más compras realizan tus clientes, mayores beneficios tendrá y mayor será la regularidad de las compras .