Tarjeta virtual: ¿Qué es y cómo se usa?

Modelo de franquicias: ¿De qué se trata?

Actualmente, las tarjetas virtuales son un fenómeno financiero que brinda muchos beneficios y facilita el acceso a todos los clientes de bancos a plataformas de compras, además de realizar sus operaciones cotidianas a través de una aplicación o un página web: te contamos sobre esto y mucho más en el siguiente artículo. 

¿Qué es una Tarjeta Virtual?

Una tarjeta virtual o digital es aquella que te permite realizar las mismas operaciones o movimientos que harías con una tarjeta física con la característica de que todas las transacciones que hagas van a ser más rápidas y sencillas de llevar a cabo. 

¿Cómo se usa una tarjeta virtual?

Para utilizar una tarjeta virtual, generalmente la entidad en donde la hayas pedido, cuenta con una aplicación con todas las opciones que puedes llevar a cabo con tu tarjeta. 

Sin embargo, esta tiene un número de seguridad distinto para no solo proteger tu información sino cualquier intento de clonación. 

¿Dónde se puede pagar con tarjeta virtual?

Dentro de las operaciones que puedes hacer con tu tarjeta virtual es la de realizar compras vía online; para esto no necesitas de tu identificación aunque seguramente se requerirá información personal así como algunos datos de tu tarjeta, como fecha de vencimiento o código de seguridad. 

Sin embargo y a pesar de que el pago con tarjeta virtual es un método seguro, debes tener en cuenta que esta información es muy comprometedora por lo que debes vigilar que la página donde realices un pago o hagas una compra cuente con un sistema seguro de transacciones para así evitar fraudes. 

¿Cuál es el PIN de una tarjeta virtual?

Cuando cuentas con una tarjeta virtual, debes generar un PIN diferente a tu tarjeta física, este código es el que te permite, por ejemplo, retirar dinero. Debes tener en cuenta que este código es personal y secreto y que deberías resguardarlo bien para evitar el acceso de otras personas. 

¿Cómo retirar dinero de una tarjeta virtual?

Como dijimos anteriormente, aquellos bancos que otorgan una tarjeta virtual como variante ante tu tarjeta física, cuentan con una app que te permite realizar todas las operaciones. 

Generalmente, para sacar dinero, la app te indica que para hacerlo debes generar un pin instantáneo  de extracción que expira, por ejemplo, en 24 horas por lo que tendrás ese tiempo para retirar el dinero cuyo monto has ingresado previamente en la aplicación

El cajero automático al cual te acerques, te dirá la opción de retirar dinero con pin de seguridad, para lo que también deberás ingresar tu Número de Identificación personal además del monto. 

¿Qué bancos ofrecen tarjetas virtuales?

Actualmente en México estos son los bancos que ofrecen tarjetas virtuales con una gran cantidad de beneficios en relación a otras entidades bancarias. 

  • Super Digital Santander: hoy en día la tarjeta virtual emitida por este banco, es una de las mejores opciones con las que cuentan los usuarios, ya que su principal beneficio es que no cobra comisión por las operaciones que realices. 
  • Cuenta digital BBVA: la tarjeta virtual que ofrece este banco cuenta con varios beneficios para sus usuarios, como no cobrar comisiones por su apertura, por extracción o manipulación de su dinero; además cuenta con un servicio en donde puedes programar tus operaciones bancarias. Así mismo, se pueden realizar pagos, compras en línea tanto en tiendas nacionales como internacionales.
  • Cuenta Digital Hey Banco: este banco es totalmente digital por lo que para obtener su tarjeta es necesario que el usuario debe abrir una cuenta digital para obtenerla. Al ser una entidad bancaria digital el usuario está exento de pagar comisiones por apertura o transacciones de dinero, además ofrece un sistema de ahorro automático de más del 5.0 %. 
  • Cuenta digital Banorte: otras de las opciones en lo que respecta a tarjetas de débito virtuales es la de Banorte; esta debe ser tramitada por el usuario a través de la “Cuenta Enlace Digital”. Todos aquellos que cuenten con esta tarjeta no pagarán comisiones ni por adhesión ni por movimiento de dinero además cuenta con un espacio web donde podrás tener control de todas tus operaciones. 

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una tarjeta virtual?

Cada vez que adquirimos algún producto de origen financiero, es muy importante que conozcas de forma previa todos aquellos ítems que puedan interesarte al adquirir, en este caso, una tarjeta virtual; ya sea costo de apertura, comisiones por realizar transacciones o movimientos de dinero o bien, si conlleva costo de mantenimiento. 

Igualmente, si tienes dudas al respecto puedes consultar al banco y además puedes beneficiarte si contratas tu tarjeta virtual y además eres buen cliente. 

Antes de adquirir una tarjeta virtual debes tener en cuenta lo siguiente: 

  • si es gratuita o si conlleva algún tipo de costo, como por ejemplo, de mantenimiento o de recargo. 
  • si la utilizamos para hacer compras, es importante conocer su límite de fondo o si la utilizamos para comprar en tiendas internacionales, si el cambio de divisa nos cobra algún tipo de interés. 
  • se debe verificar si se puede vincular con alguna plataforma de pagos a realizarse en tiendas físicas, a través de apps compatibles. 
  • también podemos verificar si ofrece algún tipo de seguro ya sea anti fraudes, algún tipo de cobertura, etc. 

¿En qué se diferencian con las tarjetas digitales y desechables?

Una tarjeta virtual desechable es aquella que tiene cierto tiempo de uso una vez que la solicitamos; todo en ella es de corta duración así como su numeración, fecha de vencimiento y CVV (código de verificación) y si bien podemos realizar compras con ella, contamos con un tiempo determinado para dicha operación. 

Es por esta característica de pronta caducidad que para realizar una nueva compra, deberás solicitarla y generar una nueva; el beneficio de este tipo de tarjetas es la de mantener de forma segura los datos bancarios vinculados a tu tarjeta física. 

Crear una tarjeta virtual desechable es muy fácil, ya que solo basta con ingresar a la app móvil de la institución bancaria que corresponda y con tu usuario de identificación puedes generar tu tarjeta acompañada de los datos que necesitas para realizar la transacción que hayas planeado.

Existen, también, algunos bancos que agregan como medida de seguridad un PIN de confirmación de la transacción, la cual podrás seguir desde la app misma o a través de mensajería de texto (SMS)

Otros beneficios de las tarjetas virtuales son: 

  • al funcionar solo por un tiempo determinado, no cuenta con los datos del usuario por lo que si alguien intenta adueñarse de ella, solo podrá robar los fondos disponibles allí. 
  • puedes acceder a varios beneficios a través del e-commerce con tu tarjeta virtual desechable.
  • la creación de este tipo de tarjetas brinda seguridad para aquellos compradores que realizan la mayoría de sus compras online, ya que protege los datos personales de los usuarios. 

Ventajas de una tarjeta virtual

Actualmente, el uso de tarjetas virtuales está en crecimiento y cada vez más las entidades bancarias se están sumando a la inclusión de las mismas debido a la cantidad de beneficios que presentan para sus usuarios; como por ejemplo: 

Seguridad de datos: cuando se genera una tarjeta virtual no se incluyen todos tus datos bancarios además contiene un saldo limitado que te protege de sufrir cualquier tipo de fraude o robo tanto de dinero como de tu información personal. 

Pagos protegidos: la modalidad virtual de la tarjeta, disminuye el riesgo de pérdida o robo de la tarjeta física por cualquier tipo de comercio que quiera acceder a tu información bancaria. Es por esto, que las compras online son un tanto más seguras, ya que el vendedor sólo podrá acceder al monto que costó el producto y no a todo el dinero que tengas disponible en tu cuenta. 

Disminuye el vínculo con los bancos: si bien algunos bancos requieren de que crees una cuenta bancaria para acceder a la tarjeta virtual, la relación entre banco y cliente será mínima, ya que solo compartes información básica para el acceso a la tarjeta; además su cancelación es muy sencilla sin trámites engorrosos con la entidad bancaria. 

 Accesibilidad: las características de este tipo de tarjetas permiten un mayor alcance en la cartera de clientes, ya que a ella pueden acceder personas de todas las edades, tanto jóvenes como adultos ya que no requiere de grandes condiciones de ingreso o mantenimiento y cumple la misma función que una tarjeta física.