Tasa de empleo: ¿Qué es y cómo se calcula?

Red WAN: ¿Qué es y para qué sirve?

Según las estadísticas, el estado mexicano es uno de los países con más población a nivel global, por lo que su fuerza laboral responde a su desarrollo demográfico. 

México posee una población activa de casi 60 millones de personas, es decir, un 61% del total de la población. En cuanto a los mexicanos sin embargo, estos porcentajes se han visto afectados por la llegada de la pandemia y el índice de subocupación logró cuadruplicarse en el periodo enero – mayo 2020. 

Es por este motivo que aquí desarrollaremos qué es la tasa de empleo y cómo se realiza su cálculo además de analizar sus características y la importancia de los datos que arroja la tasa para aplicar mejoras en las políticas de estado, sobre todo, laborales. 

¿Qué es la tasa de empleo? 

La tasa de empleo o tasa de ocupación se mide dividiendo la cantidad de personas mayores de 16 años hasta los 64 años de edad que se encuentran registrados como trabajadores activos en los archivos laborales.

Una tasa de empleo es un cálculo donde se van a confrontar dos masas importantes: la primera está conformada por el número de personas entre los 16 y 64 años que se encuentra registrada como trabajadores activos contra la totalidad de la población comprendida entre los 16 y 64 años.

Se entiende por trabajador activo a cualquier persona que esté incluída dentro de los parámetros legales como un trabajador en calidad de dependencia, ya sea que forme parte de una empresa o entidad o bien que ejercen una actividad laboral de manera independiente. 

¿Cómo se calcula la tasa de empleo? 

La tasa de empleo se calcula dividiendo la cantidad total de gente entre 16 y 64 años que se encuentra en estado de ocupación y la cantidad de población total comprendida entre ese rango etario. 

La fórmula es la siguiente:

tasa de empleo= número de ocupados/ población igual o mayor a 16 años.

Por ejemplo, supongamos que la población total de un país es de 1.000.000 de habitantes de los cuales 500.000 de estos se encuentran entre los 16 y 64 años. 

De esa totalidad de población solamente 300.000 de estos están ocupados, por lo que el cálculo sería 300000/500000 y nos daría como resultado que las tasas de empleo es del 60%. 

¿Cuáles son las características de la tasa de empleo? 

 Las características de la tasa de empleo son las siguientes: 

  • Son de gran ayuda a nivel país para saber cuál es el porcentaje de la población se encuentra desocupada y cuál es el porcentaje que se encuentra laboralmente activa.
  • Permite saber la cantidad de la masa poblacional de ocupación utilizando, por ejemplo, criterios de género como cuál es el porcentaje de hombres y mujeres ocupados y desocupados. A su vez, visualizar la edad que se comprende dentro de esta estadística teniendo como rangos aquellos ciudadanos desde los 16 a los 30 años y desde los 30 en adelante. 

Con esta información, el estado sabrá donde enfatizar el esfuerzo de sus políticas laborales para conseguir la totalidad de ocupación o de lograr equiparar las ocupaciones diferenciadas por etnia, sexo o edad.

¿Cuál es la tasa de empleo en México? 

Actualmente, la tasa de empleo en México, informada por las estadísticas oficiales de los órganos mexicanos de control, es de una tasa del 95 % de empleo total. Es decir, de la población total activa, el 95 % actualmente posee empleo. En cifras concretas, la población total activa es de 57.7 millones de personas mientras que 55.2 millones de ellas poseen empleo.

¿Cómo se puede mejorar la tasa de empleo?

Para la mejora de la tasa de empleos se necesita una fuerte intervención del estado en la búsqueda de mejorar las capacidades técnicas y tácticas del porcentaje de la población activa que no posee empleo. 

Estas son algunas de las políticas que los países podrían utilizar para mejorar la tasa de empleo actual: 

  • Desarrollar un programa de capacitación para desempleados, en el cual se busque mejorar las capacidades y cualidades de todos los desempleados con el objetivo de insertarlos en el mercado laboral de manera más eficaz.
  • Un programa de empleo impulsado por políticas estatales dirigido a los sectores más afectados de la población por la falta de empleo. Por ejemplo, si las estadísticas indican que en nuestro país el porcentaje de empleadas domésticas es muy bajo en comparación con la cantidad de empleados total, se puede organizar una legislación que permita una distribución equitativa de las posibilidades de empleo. 
  • Otra posibilidad es la de combatir el trabajo informal debido a que no están registrados legalmente por lo que estos trabajadores pueden ser víctimas de serias desventajas además de provocar un descenso en la tasa de empleo. Una estrategia es mejorar la calidad del trabajo y facilitar la incorporación de empleados al registro de empleados 
  • También podemos como países a tratar de buscar multinacionales que quieran invertir en mano de obra del país. Así tratamos una nueva ola de inversiones que llevarían a un crecimiento de la tasa de empleo, seguido de un crecimiento en la economía en general, ya que habrá más dinero en circulación con un aumento de empleados activos. 
  • Otro método que se podría utilizar es el de limitar la jornada laboral a una cierta cantidad de horas de trabajo por semana, por ejemplo 40 horas a la semana y prohibiendo a las empresas que den la opción de horas extras. Así las empresas se verían forzadas a contratar más personal para poder cubrir el total de la producción y eso aumentaría la tasa de empleo en un gran porcentaje.
  • Otro método que como país es muy difícil de implementar por cuenta propia es aumentar la demanda. Si aumentamos la demanda, las empresas necesariamente necesitan más empleados para responder a esta y de esta manera aumentará la tasa de empleo.