Teletrabajo: ¿Qué es y cómo funciona?

Gestión de datos de producto (PDM): ¿Qué es y para qué sirve?

La movilidad de casa al trabajo y del trabajo a casa es una de las cuestiones que más estresan a los trabajadores y empleadores a la hora de cumplir con sus tareas diarias. El problema se agrava mucho más si tenemos en cuenta que en las ciudades la circulación en automóviles es cada vez más compleja y que los transportes públicos presentan muchos inconvenientes y se viaja con una cantidad de gente cada vez mayor.

Una de las nuevas tendencias que adoptaron muchas de las empresas más importantes del mundo es contemplar la posibilidad de que los trabajadores realicen sus tareas desde su casa. Por ello, el teletrabajo llegó para quedarse y para ser implementado cada vez por más compañías.

A continuación, te contaremos de qué se trata el teletrabajo, cómo funciona, cuáles son sus principales diferencias con el trabajo remoto, sus ventajas, las desventajas que puede llegar a representar y los mejores ejemplos.

¿Qué es el Teletrabajo? 

El Teletrabajo es una forma de ejercer las distintas tareas que tiene que realizar un trabajador que se desempeña en una empresa desde su hogar u otro lugar a convenir. Es una de las nuevas tendencias que aparecieron sobre todo teniendo en cuenta la pandemia del Covid-19 y todas las restricciones que se fueron dando y que incluso todavía continúan en algunos países del mundo.

El empleador, se encarga de transmitirle a sus trabajadores cuáles son los objetivos que tienen que cumplir ejerciendo su trabajo desde ordenadores que son suministrados por la misma empresa o con los que ya cuente el empleado. 

De esta manera, también se pueden recortar algunos gastos de traslado y mantenimiento de la compañía ya que habrá una menor cantidad de trabajadores dentro de la oficina o emprendimiento. 

En el momento en el que la Pandemia atravesaba sus peores momentos, fue de gran ayuda para que las personas puedan seguir de alguna manera ligadas a su trabajo y no se pierdan empleos ya que permitieron que algunas actividades se trasladen de lo físico a lo digital.

¿Cómo funciona el Teletrabajo? 

El Teletrabajo funciona gracias a que las empresas fueron modernizando su forma de llevar a cabo las actividades laborales. Estos cambios muy representativos a nivel de tecnologías y métodos de trabajo significaron un paso adelante en la manera en la que los empleados y empleadores se relacionan con los espacios en donde realizan sus tareas.

Esta ganancia en la diversidad de lugares y flexibilidad a la hora de poder trabajar en un espacio que no necesariamente tenga que ser la compañía u oficina significó una transformación en todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas.

Esto se debe a que hay tareas en las que no hace falta tener que moverse hacia la sede de la empresa para poder hacerlas. Resulta mucho más económico y sencillo realizarlas desde el hogar para evitar no sólo el tiempo en los traslados al trabajo sino también las llegadas tarde y el estrés que significa atravesar una ciudad que puede estar obstaculizada por el tránsito.

Su funcionamiento depende de la clase de actividades que desarrolle la empresa, ya que si estas necesitan 100% la presencia del trabajador, no será viable. Pero se puede complementar la presencialidad del empleado con algún porcentaje de tareas que se haga desde casa.

De esta manera, desde la comodidad del hogar, este podrá ser más productivo y se puede reducir considerablemente su jornada laboral ya que no tendrá que cumplir horarios estrictos que hagan que esté esperando más la hora de salida que concentrado en sus tareas diarias. 

Hay trabajos en donde la relación con el lugar del trabajo es netamente digital y que no necesitan el traslado a un espacio en común con otros compañeros de la misma compañía y que incluso tampoco comparten tiempo con sus empleadores o directivos de la empresa. Estos están más relacionados con el mundo del diseño y de la programación.  

Diferencias entre Teletrabajo y trabajo remoto 

Se suele decir que el Teletrabajo y el trabajo remoto son dos palabras que significan prácticamente lo mismo y que una es sinónimo y compañera de la otra. Pese a que es cierto que presentan más características en común que diferencias, hay varias cuestiones que son netamente distintas en uno y en otro. A continuación, mencionaremos en qué aspectos difieren.

  1. La primera de estas diferencias tiene que ver con el lugar en donde el empleado o los trabajadores van a realizar sus labores. Mientras que en el teletrabajo se contempla que esta sea directamente el hogar de cada uno de ellos, en el trabajo remoto, suele ser un lugar que no sea la sede de la compañía, pero no es completamente en la casa de los operarios.
  1. El segundo término tiene que ver con que en el teletrabajo, el empleado se encuentra sólo en su hogar o rodeado de su familia. Pero en el trabajo remoto, puede estar con otros trabajadores que representen a la misma compañía, no necesariamente tiene que estar en solitario. 
  1. Por otro lado, el teletrabajo contempla que sea permanente la posibilidad de que las tareas se realicen directamente desde el hogar y no sea necesario volver a la oficina. En este sentido, el trabajo remoto es sólo durante una determinada cantidad de tiempo y luego el trabajador tiene que volver a hacer sus labores desde la empresa. 
  1. También, el teletrabajo generalmente no tiene un horario preestablecido, aunque sin dudas que los empleadores monitorean la cantidad de carga horaria en la que el trabajador se encuentra haciendo tareas para la compañía. En el caso del trabajo remoto, sí hay una franja controlada por los responsables de hacer un control de las horas trabajadas.
  1. Por último, podemos mencionar que en el teletrabajo prácticamente no hay una necesidad de estar conectados con compañeros de la empresa o de procesos que se hagan en equipo. El trabajo remoto es diferente porque si plantea este requisito e incluso la posibilidad de estar con otras personas en el mismo lugar.

Ventajas y desventajas del Teletrabajo 

Esta modalidad de trabajo presenta sus cuestiones favorables y desfavorables. Claramente cada una de ellas son analizadas por los empleadores y directivos a la hora de tomar la decisión de otorgar la posibilidad de contar con trabajadores que realicen sus actividades mediante el teletrabajo. 

Ventajas

  • Da la chance de tener una mayor independencia al trabajador sobre todo teniendo en cuenta en que no tiene que cumplir a rajatabla un horario preestablecido de horas de trabajo
  • Representa una menor inversión y gasto en trasladarse hacia la oficina, esto corre por cuenta tanto del empleador como del empleado.
  • La productividad, en estos casos, suele ir en aumento ya que no tendrá las mismas presiones que tuviera estando en el lugar en donde funciona la empresa. Este tipo de libertades son las que hacen que se trabaje con más comodidad.
  • Además, también se recortarán los gastos en tener una oficina grande y con mucho espacio dedicado a los trabajadores. En estos casos, hay una gran reducción en alquileres y mantenimientos.
  • Una de las cuestiones más importantes que tiene el teletrabajo es que es totalmente inclusivo y beneficioso para contratar y darle posibilidades laborales a personas con discapacidad.

Desventajas

  • Se reducen las tareas en equipo y la necesidad de crear un ambiente de trabajo que sea beneficioso para todos. También la sinergia que puede haber entre los trabajadores que comparten los mismos turnos dentro de la empresa.
  • Si la compañía poseía una política de trabajo más tradicional y antigua comparada con los nuevos tiempos que corren y fue obligada a una modernización por el motivo que fuere, es muy complejo poder adaptarse y lograr una buena organización y sincronización.
  • En algunos casos, puede representar una distracción que el trabajo se realice desde su propio hogar.
  • También se confunden para el empleado su lugar de trabajo y de ocio ya que hará ambas cosas desde el mismo sitio e incluso con su familia presente.

Ejemplos de teletrabajo

Uno de los ejemplos más claros de teletrabajo son las empresas que contratan a diseñadores gráficos para realizar las distintas campañas de promoción. Por lo general, suelen contar con una persona encargada de ello. 

Bastará una reunión personal o que sea directamente vía online con los directivos y el departamento de márketing para que este ponga manos a la obra en el diseño de algún cartel, flyer o lo que fuera necesario. Eso lo podrá hacer en su hogar, sin que represente una necesidad el hecho de tener que ir a una oficina a trabajar 8 horas diarias en ello y con un horario de entrada y salida preestablecido.

Otro de los ejemplos más representativos son los programadores, que suelen trabajar desde sus hogares para distintos proyectos de páginas web o aplicaciones, incluso no sólo se dedican a trabajar para una empresa en específico sino que lo hacen para varias a la vez. En este caso, tampoco se hace necesario que las labores sean realizadas desde las computadoras de la compañía. Además, el mantenimiento de los sitios también se puede hacer en el hogar.