Utilidad de un producto: ¿Cómo se calcula?

Planeación financiera: ¿Qué es y cómo funciona?

La utilidad de un producto es una manera de evaluar si el negocio que se ha emprendido obtiene buenos resultados en relación a la producción de sus productos y las ventas del mismo. 

Para conocer más sobre la utilidad de un producto y cómo calcularlo, te lo explicamos en el siguiente artículo. 

¿Cuál es la utilidad del producto?

En su conceptualización más general, la utilidad de un producto es el provecho que puede ser disfrutado a través de un bien o un servicio concreto. 

Como consecuencia de esto, la utilidad de un producto va creciendo a medida que aumente sus deseo de consumición por parte de los compradores, esto hará que aumente la producción de ese bien a medida que signifique una mayor utilidad; esto, sin embargo, llega a su fin cuando se alcanza una instancia de saciedad. 

A partir de estos resultados se establecen ciertas conductas que identifican a los consumidores, tanto a nivel individual como a nivel grupal  de sus preferencias al momento de adquirirlo, prestando atención a su utilidad; es aquí que se genera el concepto de demanda. 

Sin embargo, se considera que este concepto tiene cierto nivel de subjetividad ya que un mismo bien de consumo puede ser considerado de diferentes maneras por los consumidores y la satisfacción que este puede otorgarles.

Por esto mismo es que la utilidad de un producto es muy difícil de medir en términos económicos. 

¿Cómo se calcula la utilidad de un producto?

Para calcular la utilidad bruta de un producto se utiliza la siguiente fórmula: 

  • Margen= ingresos totales – gastos generados por los productos. 

Ejemplo

Digamos que la facturación mensual de tu empresa es de $30.000 y los productos que comercializas te llevan un total de $17.000 entre el concepto de materiales, mano de obra y transportes.

Entonces para calcular tu utilidad debes restarle a los $30.000 los gastos ocasionados, $17.000, por lo que $13.000 se corresponden con tu utilidad bruta.

Y si quieres calcular el porcentaje de margen de utilidad debes aplicar la siguiente fórmula: 

  • Margen porcentual= gastos generados / ingresos totales x 100

Es decir, que el cálculo sería: 17.000 / 30.000 x 100 por lo que el margen porcentual sería del 56.6%

¿Qué es margen de utilidad de un producto?

Cuando hacemos referencia al margen de utilidad de un producto, hablamos de la diferencia entre la totalidad de los ingresos de los productos o servicios y los gastos que genera todo lo relacionado a su comercialización y al mantenimiento de la empresa.  

¿Qué es la utilidad bruta y neta de un producto?

El concepto de utilidad bruta remite a aquella ganancia que resulta de la comercialización de un producto, luego de quitarle los gastos que se generan a partir de la producción; este resultado debe figurar en los registros financieros de la empresa. 

La utilidad bruta es un ítem económico que solo contempla los gastos variables del proceso de producción. 

Se consideran gastos variables a aquellos que pueden modificarse dependiendo de la cantidad de productos fabricados además de las variaciones que se puedan dar en los precios del mercado. 

Los gastos variables incluyen: recursos  materiales, mano de obra, fletes, embalaje. 

Por otro lado, el concepto de utilidad bruta hace referencia a las ganancias percibidas por una empresa luego de haberle restado todos los gastos que conlleva como producción, impuestos, comisiones, entre otros; para lo cual se tienen en cuenta los costos fijos de la empresa, entre ellos se encuentran: gastos de servicios (luz, agua, teléfono), sueldos de empleados, gastos de publicidad, gastos de arrendamiento, etc. 

Calcular este tipo de utilidad es una gran ventaja para los socios ya que así pueden conocer de qué manera rinden sus acciones. 

¿Cuál es la diferencia entre rentabilidad y utilidad de un producto?

Los conceptos de rentabilidad y utilidad se diferencian entre sí pero a su vez se complementan. 

La utilidad es el concepto asociado al valor de los ingresos luego de haberle restado los gastos que genera la producción y distribución de un producto. 

Por su lado, la rentabilidad es el rendimiento del capital que los socios han invertido ya que esto representa de qué manera se ha gestionado ese capital y si la inversión ha caído en manos de un buen negocio o no.