Utilidad Fiscal neta: ¿Qué es y cómo se calcula?

Utilidad Fiscal neta: ¿Qué es y cómo se calcula?

Las empresas requieren contar con gran cantidad de información y que esta sea lo más clara, confiable y sencilla posible. 

Para que esto sea posible,  se han creado sistemas cada vez más efectivos y correctos para la captación de información, muchos de ellos han facilitado el sistema de contabilidad y lo han incrementado en su capacidad.

La utilidad fiscal neta es un gran documento que les ayudará como empresa para saber su desempeño real en el ambiente

Por ende, en este artículo, veremos qué son las utilidades netas fiscales, cómo se calculan y en qué reside su gran importancia. 

¿Qué es la utilidad fiscal neta?

Se conoce con el nombre de utilidad fiscal neta a las utilidades que se acumularon y que son  generadas por  una entidad, las cuales constan con el pago necesario y constatados de los impuestos sobre la renta pertinente. Esto es posible gracias al derecho y la validación correspondientes para lograr ser fraccionadas y distribuidas porcentualmente entre  los accionistas y socios de esa entidad sin el requerimiento de abonar ningún otro aporte en conceptos de impuestos.

En otras palabras, son todas las utilidades que acumulamos como organización a lo largo de un periodo determinado de las cuales ya abonamos la cantidad que nos correspondía en concepto de impuestos a la renta.

Por lo que al hacer esto se podrán dividir todas las ganancias acumuladas entre los diferentes accionistas dependiendo de cuanto porcentaje le corresponda a cada uno. 

¿Cómo calcular la utilidad neta fiscal? 

Para calcular la utilidad fiscal se tomarán como datos el registro de las ganancias generadas a través de las ventas o utilidades netas que la empresa ha generado. 

Es decir que se debe realizar el correcto cálculo de cuáles fueron los ingresos de la empresa en ese ejercicio; a este resultado se le deben restar los costos que requirió el ingreso de materias primas. 

El siguiente paso es descontar los gastos de operación y distribución que son aquellos  gastos relacionados con los salarios de los empleados que como ente tenemos a nuestra disposición, más los gastos disponibles para el transporte y distribución de nuestro producto o servicio.

A continuación de la realización de esas operaciones debemos sumar, a los montos obtenidos en este ejercicio, todos los importes recibidos en acciones secundarias de la empresa, es decir, todos los beneficios que obtuvimos como empresa en ese ejercicio que no son de la actividad principal del ente.

Por último, es decir, deberán restarse las ganancias netas del ente, los impuestos pertinentes requeridos; una vez que los abonemos en su totalidad, el resto será la utilidad fiscal neta correspondiente, la cual ya podrá ser dividida entre sus accionistas sin ningún impedimento reglamentario.

Ejemplo

Para ver más claramente cómo se calcula la utilidad fiscal neta vamos a llevar adelante un ejemplo, para esto vamos a suponer que somos los gerentes de una empresa que se dedica a la producción de tazas.

 Para esto suponemos que nuestra empresa funciona correctamente de acuerdo a los parámetros de la ley del país en el que estamos operando, por lo que al finalizar el ejercicio de cada mes debemos realizar los cálculos correspondientes para pagar nuestros respectivos impuestos, cuyos datos serán brindados en los libros contables, los cuales arrojan la siguiente información: 

4 de los empleados perciben un salario de 5.000 dólares mensuales además de un encargado de planta al que se le abonan 10.000 dólares mensuales. 

Por otra parte, se registra que en el presente ejercicio tuvimos ventas por 130.000 dólares destinados a diferentes cuestiones de la empresa, y que gastamos en carácter de materias primas un total de 30.000 dólares. 

Los datos son los siguientes: 

  • ventas realizadas de tazas:100.000 usd
  • ventas realizadas de platitos para tazas: 20.000 usd 
  • ventas de otros artículos: 10.000 usd 
  • salarios de los empleados: 30.000 usd
  • materias primas: 30.000 usd

Los impuestos de la empresa representan el 10 por ciento de las ganancias totales que tengamos al final del producto.

Entonces para calcular la utilidad neta fiscal de esta empresa de tazas es restarles al total de las ventas, es decir 130.000 dólares, 30.000 dólares que se corresponden a los gastos por salarios. 

Luego de restarle los 30.000 dólares que gastamos en concepto de materias primas calcularemos lo que debemos pagar de impuestos, como resultado obtendremos de ganancias 70.000 dólares. 

Por último, solo debemos identificar lo que debemos pagar de impuestos, para eso vamos a calcular el 10 por ciento de 70.000 dólares, que es lo que debemos pagar de impuestos, para conseguir la utilidad neta fiscal del ente.

 Por ende, el resultado al final del ejercicio será de 63.000 dólares ya que antes restamos 7.000 dólares que abonamos en concepto de impuestos; es decir, que aquellos 63.000 dólares se corresponden con las ganancias netas fiscales que se deberán distribuir entre los accionistas. 

¿Cómo se actualiza la cuenta de utilidad fiscal neta? 

Para actualizar la utilidad fiscal neta lo que debemos hacer es anteponer los resultados anteriores del ente con los actuales y así verificar la utilidad fiscal neta con otros archivos compatibles del ente; esto, a su vez, funciona como actualización del registro de los ejercicios fiscales. 

¿Qué es la cuenta de utilidad fiscal neta reinvertida? 

La utilidad fiscal neta reinvertida, es una cuenta que representa una cantidad de utilidades en tono de reinvertidas por esa persona que está en el vínculo del ejercicio actual; en la cual todavía existen impuestos de índole diferidos que deben abonarse al momento en que estas salgan de la entidad.