Valuación de una empresa: ¿Qué es y para qué sirve?

Analítica prescriptiva: ¿De qué se trata?

Para tener una empresa exitosa, todos aquellos que forman parte de ella deben adoptar ciertas actitudes de esfuerzo y trabajo, ya que de ellos dependerá el futuro positivo de un negocio; si se quiere lograr el éxito empresarial es fundamental promover valores como la lealtad y el compromiso, además de establecer un plan de acción con objetivos claros y una visión de desarrollo y evolución.

Esta es la manera en la cual se desarrolla un ambiente de trabajo sano ya que son los trabajadores que la componen los que realizan actividades diarias en la empresa y enfrentan cualquier tipo de situación..

En la valuación de una empresa, no solo es importante medir los gastos, los ingresos o costos ya que una empresa que funcione correctamente no solo basa sus actividades en ello, sino que también es importante medir el desempeño de los trabajadores que ayuden a detectar, mejorar o equilibrar las expectativas de trabajo.  

Esto se evalúa  a través de una evaluación de desempeño, que brindará un panorama general de si se están alcanzando las metas u objetivos, además de lograr la optimización de todos los procesos empresariales. 

¿Qué es una valuación de empresas?

La evaluación de una empresa es una herramienta que se compone de unas características específicas como la medición de carácter objetiva, integral y sistémica de la conducta de los profesionales y el alcance de los resultados; es decir, lo que los individuos son, hacen y pueden lograr. 

Este procedimiento es de gran utilidad si se quiere analizar la conducta de un empleado que no puede integrarse a la empresa, así como para detectar aquellas actitudes insuficientes del personal, tanto como sus habilidades y fortalezas. 

Sin embargo, para que sea una valuación exitosa debe planificarse con anticipación sobre lo que se va a evaluar y los métodos que se utilizarán, a su vez, debe notificarse con anticipación y qué tiempo tomará hacerlo. 

Según las recomendaciones, este tipo de valuaciones empresariales son útiles si se llevan a cabo al menos una o dos veces por año. 

¿Para qué sirve una valuación de empresas?

  • Las valuaciones de una empresa sirven para investigar sobre las actitudes y el desempeño de un empleado, ya que considera su comportamiento y personalidad.  
  • Cómo contribuye el empleado al objetivo planteado por la empresa.
  • evalúa el potencial de desarrollo, capacidad, conocimiento, calidad de trabajo. 
  • Estabilidad emocional.  
  • Capacidad de análisis
  • Trabajo en equipo
  • Relaciones interpersonales y espíritu proactivo. 

Por otra parte, cuenta con ciertas ventajas: 

  • Otorga información fundamental en cuanto a la investigación de los recursos humanos de una empresa. 
  • Estimula la productividad. 
  • Evalúa el potencial de desarrollo de los empleados. 
  • Pondera la relación cercana entre jefe y subordinado para lograr alcanzar las metas empresariales. 

¿Por qué es importante la valuación financiera de las empresas?

La valuación financiera revela el carácter resistente a la evaluación con respecto a los valuados, bajo el temor de recibir críticas sobre su desempeño laboral o por la devolución crítica inadecuada o subjetiva por parte de los valuadores; lo que provocaría un ambiente de trabajo incómodo lo que podría costarle su puesto de trabajo.  

Debido a esto,  muchas empresas están intentando entablar una visión positiva con respecto a la valuación de desempeño al mismo tiempo que proponen actividades que conllevan soluciones más innovadoras; esto por su parte, establece la garantía de evaluaciones libradas de cualquier actitud maliciosa por parte de los evaluadores y de esta manera mejorar el rendimiento de los trabajadores. 

¿Qué métodos se utilizan para realizar una valuación de empresas?

1. El basado en los activos de la empresa

Esta valuación se basa en el balance y en los resultados que expresa una empresa, los cuales son: 

  • El valor contable.
  • El valor ajustado.
  • El valor de liquidación.
  • El valor de reposición.

Cada uno de estos valores utiliza una fórmula determinada para calcular los gastos de una empresa. 

2. El basado en el mercado

En este caso el valor de una empresa es determinada por los ratios en relaciona  otras de sus mismas características o rubro estas valoraciones son fáciles de determinar cuando son negocios o compañías que cotizan en bolsa.

Si en un caso esto no se llegara a dar, se realiza una comparación con aquellas empresas que recientemente hayan gestionado una transacción. 

3. El basado en la capitalización de rentas

Este método es el conocido como Método de Descuento de flujo de cajas, es uno de los más utilizados ya que gracias a él se calcula lo que se espera de la empresa en cuanto a su valor. 

Para hacer este cálculo se debe realizar la siguiente fórmula compuesta por estos estadios: 

  • Se establece la proyección de los resultados. 
  • Se establecen los saldos disponibles para pagar a los accionistas.
  • Se establecen las tasas de descuentos a aplicar. 
  • Se calcula el valor concreto de un bien al finalizar un periodo, lo que se conoce como valor residual. 

Una vez que se conozcan estos valores se aplican los cálculos que nos dirá el valor de la empresa. 

4. Los métodos mixtos o basados en fondo de comercio

Se basan en los fondos de comercio (Goodwill) o en los dividendos de la empresa. Son elementos intangibles que implican valor para la empresa. como la ubicación social, la clientela, su ubicación o los beneficios atribuidos a cada empresa.

5. Métodos multicriterio

Este método es el más novedoso debido a que se basa en las características intangibles que presentan las empresas, como los objetivos o la toma de decisiones. 

¿Por qué los flujos de efectivo son importantes para la valuación de empresas?

Cuando hablamos del flujo de efectivo nos referimos a uno de los pilares económicos más importantes dentro de la administración empresarial ya que corresponde a las entradas y salidas de dinero de un negocio, por lo que es fundamental manejar de buena manera y evitar inconvenientes en los ingresos y egresos.  

De esta manera, se mide la liquidez de la que dispone la empresa. 

Por otra parte, es una pauta medible que permite enfrentar cualquier imprevisto que se presente así como también, tener la posibilidad de invertir si la oportunidad se presenta.