Vida útil de un bien: ¿Qué es y cómo se calcula?

Almacenamiento automático: ¿Qué es y cómo funciona?

Cuando hablamos de vida útil de un bien nos referimos al lapso de tiempo de duración esperado en que pueda ser utilizado este mismo en la vida poblacional, en una empresa o en actividades económicas. 

Existen los activos fijos que se caracterizan por ser bienes con una duración de vida útil calificada en un ciclo de aproximadamente un año o más. Durante este periodo de vida útil, para poder determinarlo, se tiene en cuenta diferentes factores, como así son la caducidad del bien, el tiempo que se le da de uso a éste y cómo es el factor ambiental en el cuál se encuentra dicho bien, como así también la calidad del mismo y su funcionamiento. 

Luego de un determinado lapso de tiempo se debe calcular una amortización o devolución de un bien, por eso es importante saber sobre la vida útil que posee el activo, su valor inicial y original y los factores mencionados anteriormente que lo caracterizan. 

¿Cuál es la vida útil de un bien?

Lo primero para saber cuál es la vida útil de un bien es comprender que los bienes son los productos tangibles que se usan para que el desarrollo de una empresa se acreciente. Estos deben poseer una vida útil designada que supere el plazo de un año; deben también no ser bienes que estén desarrollados para su venta. 

La vida útil de los bienes dependerá de su original causalidad. Al momento de adquirir un bien se le asigna un monto que tendrá correlación con el costo por el que se lo adquirió. Así mismo, cuando se inicia una construcción, una mejoría, este bien se debe tasar teniendo en cuenta lo invertido para lograr obtenerla y llevarla a cabo.

 En el caso de recibir una donación, se le debe asignar a ese bien el valor que suele tener. No así en el caso de realizar un cambio, estilo trueque, ya que a ese bien se lo deberá valuar teniendo en cuenta el costo que hubo en la reposición del mismo. 

Periódicamente se realiza un informe contable de medición de los bienes de uso, de esta forma se calcula su tiempo de vida útil. 

Para eso se realiza un descuento al valor inicial de dicho bien, restando la desvalorización del bien y se aplica un modelo de revaluación. Las revalorizaciones no son aplicables en los desembolsos operativos que se hacen de manera anual, en relación a un bien útil, lo que se hace es sumarle al valor que se obtuvo actualizado a la distribución del valor que se desarrolla.  

¿Cómo calcular la vida útil de un bien?

Realizar el cálculo de la vida útil de un bien es algo sencillo pero que requiere de concentración, ya que periódicamente la vida útil de un bien se va modificando. El valor de vida útil del comienzo no será el mismo a medida del paso del tiempo, se debe tener en cuenta la desvalorización que con el correr del tiempo va adquiriendo el bien, para restarle cuando se realice la valuación. 

Luego de adquirir un bien, se van realizando una serie de distribuciones, las cuales son: los gastos que son necesarios para que el bien tenga su funcionamiento correctamente, de esta manera su valor inicial no cambia; la revalorización que va adquiriendo el bien, ya que su valor aumenta, lo que hace que su vida útil se prolongue por la distribución que se hizo. Las revalorizaciones que se realicen serán una suma al momento de la valuación del bien. 

Puede pasar que en algunos bienes se decida que la mejora que se realizó en la distribución sea activada aparte y no se realice la suma al valor inicial que tenía el bien. Por lo que luego, para saber el valor, se deberá sumar el valor original y el valor total de la mejora que se realizó. Estas mejoras y revalorizaciones perfeccionan el funcionamiento del bien, optimizan su calidad, su producción y pueden reducir su costo. 

¿Quién determina la vida útil de un bien? 

La determinación de vida útil de un bien no tiene un método obligatorio a cumplir, pero se puede determinar dependiendo de la experiencia anterior que posee el bien, ya sea propia o ajena, esto va a caracterizar la duración del tiempo en la que ese bien puede funcionar activamente.  

También, para determinar la vida útil de un bien, se debe tener en cuenta la caducidad del bien, el tiempo que se le da de uso a éste y cómo es el factor ambiental en el cuál se encuentra dicho bien, como así también la calidad del mismo. 

Un bien suele perder vida útil si está sometido a un desgaste constante en un determinado periodo de tiempo, ya que esto genera una pérdida de valor del mismo. Esta pérdida de valor se da a conocer en el momento de la amortización. Y su vida útil se puntualiza por los años que lleva dicho bien en funcionamiento.  

Las variaciones que tenga el bien y su demanda son las que determinan también la vida útil de dicho bien; si es un bien que es llegado a muchas personas, consiguiendo una demanda alta del mismo, su producción aumenta.

¿Qué es la vida útil de un activo?

La vida útil de un activo es el tiempo de duración que se le da en una empresa a dicho activo, mientras va pasando un período de tiempo hasta el momento de su reemplazo o de que sea descartado, este período de tiempo del activo suele calcularse en año. En este lapso de años van a surgir diferentes desvalorizaciones en las que perderá valor, debido a un desgaste en el funcionamiento del activo. 

En el caso de los bienes que mucha utilidad y demanda, suelen requerir de mayor esfuerzo lo que genera un porcentaje mayor de desgaste y pérdida de vida útil, aún así los que están en un estado correcto y bueno, al tener un mayor desgaste terminando siendo sacados de circulación ya que su vida útil es menor. 

Suelen existir diferentes motivos para la terminación de vida útil de un bien, como su caducidad, el surgimiento de nuevos bienes que tengan mejores funcionamientos y tecnologías, que lleva a que sean reemplazado por mejor calidad.