VPS (Virtual Private Server): ¿Qué es y para qué sirve?

VPS: ¿Qué es y para qué sirve?

Todo proyecto, generalmente, comienza con una idea pequeña y recursos limitados. Estos medios se van incrementando a medida que el emprendimiento crece. En el ámbito informático pasa exactamente lo mismo. Es por ello, que administradores de páginas web, que comenzaron siendo muy pequeñas, hoy por hoy requieren de una VPS para el almacenamiento de datos e información de sus sitios. Si nunca escuchaste nada al respecto del Servidor Privado Virtual, en este artículo te contaremos que es, para que sirve, como funciona y más. 

¿Qué es un VPS?

Un Servidor Privado Virtual o VPS, por sus siglas en inglés de Virtual Private Server, es un software que brinda servicio de alojamiento o almacenamiento de datos utilizando tecnología virtual para brindarte recursos privados en servidores físicos con gran cantidad de usuarios. Básicamente se lo reconoce como un sistema de alojamiento web

Este servidor, que es virtual pero que está alojado en máquinas, es utilizado por propietarios de webs cuyos tráficos exceden los límites estipulados por los planes de hosting, que son los espacios donde se aloja una página para que pueda ser visualizada por los usuarios. Los VPS se caracterizan por desarrollar un desempeño superior al que ofrecen otros servicios tradicionales de alojamiento de datos.

En los últimos años los servidores privados virtuales han logrado posicionarse en los puestos de vanguardia, siendo una de las primeras opciones para los clientes que desean alojar sitios web. Esto se debe a que son más seguros y confiables que los servidores compartidos mientras que a su vez son más económicos que un servidor dedicado, el que es de uso exclusivo para cada cliente. 

¿Para qué sirve un VPS?

Un servidor privado virtual sirve para guardar páginas web que poseen gran cantidad de tráfico de información. Quien contrate este tipo de herramienta tiene la posibilidad de obtener recursos garantizados y dedicados sin que por ello deba desembolsar una gran suma de dinero, como puede pasar si se requiere alquilar un servidor dedicado para cada uno de los usuarios.

El VPS ofrece servicios estables para páginas de gran tamaño. Su uso es recomendado, sobre todas las opciones existentes, para cuando se trabaja con proyectos de características particulares que necesitan de configuraciones muy específicas o software especializado.

Este tipo de servidor es utilizado mayormente cuando el cliente tiene un número elevado de hostings, dado que puede administrar desde el VPS cada uno de ellos de manera independiente, como así también los recursos como ser memoria RAM, direcciones IP, disco rígido, CPU, etc. 

¿Cómo funciona un VPS?

Un servidor es en sí un ordenador o computadora capaz de almacenar información y tratarla automáticamente mediante operaciones matemáticas y lógicas controladas por programas informáticos. Los VPS funcionan por medio de tecnología de virtualización cuya principal característica es la creación de particiones independientes o autónomas en un servidor físico. Estas fracciones son autosuficientes, por lo que cada una de ellas cuenta con sus propios archivos almacenados al igual que un software y sistema operativo determinado. 

Debido a la configuración, los recursos del servidor privado virtual se distribuyen de manera homogénea entre las diferentes reparticiones. Toda vez que un usuario en línea desea ingresar al sitio web, el navegador envía una solicitud al servidor VPS y éste devuelve los archivos o información necesaria a través de la red. 

El alojamiento que brinda el proveedor cuenta con una capa virtual sobre el propio sistema operativo del servidor, con el que se sectoriza cada partición realizada. Esto permite que cada cliente cuente a su vez con su propio sistema operativo y software. Es decir, que por más que la información esté alojada en un mismo lugar físico, es privada dado que tienes un control absoluto de acuerdo con el sector que te pertenece. 

Ventajas y desventajas de un VPS

Las ventajas de contar con servidores virtuales privados son: 

  • Los alojamientos cuentan con series de recursos dedicados. 
  • Brindan gran margen de usabilidad. Si te queda chico el espacio, puedes ampliarlo de manera simple desde tu panel de control del sistema operativo. 
  • Permiten una enorme cantidad de licencias de hostings, las que se pueden administrar de manera independiente. 
  • Cuentan con una dirección de protocolo de internet exclusivo para cada usuario. 
  • Facilitan las visitas al sitio web toda vez que aumentan la cantidad de estas ya que permiten el acceso en masa. 
  • Son confiables, seguros y rápidos. 
  • Son personalizables, por lo que puedes instalar aplicaciones o programas que consideres necesarios, al igual que aumentar RAM y CPU. 
  • A medida que el sitio web evoluciona y crece, puedes escalar en el margen de cantidad de información almacenada. 

Describimos a continuación las desventajas de los VPS: 

  • Los planes de almacenamiento suelen ser costosos comparados con otros servicios de similares características. 
  • Se debe contar con conocimiento específico para la configuración y administración del servidor, no cualquier persona puede efectuar estas funciones. Generalmente son profesionales en la materia. 
  • Si por error se configuran inadecuadamente pueden generar algunos inconvenientes de seguridad. 
  • Tienen poca tolerancia o margen de error para los fallos de hardware
  • Pérdida de rendimiento si se gestiona de manera incorrecta el servidor. 

¿Cuándo es necesario usar un VPS?

Hay ciertos factores donde la utilización de un VPS pasa a ser una necesidad. Esto suele suceder cuando contamos con gran cantidad de hostings compartidos, los cuales seguramente se vayan incrementando. Otro factor para el uso de un servidor virtual privado es cuando pretendemos administrar de forma autónoma cada uno de los mencionados hostings, crear diferentes tipos de alojamiento personalizados y poder ampliar los espacios requeridos en caso de crecimiento. 

Podemos mencionar también, dentro de las razones para el uso de este tipo de servidor, que son ideales si lo que se está buscando es mejorar el flujo de trabajo, o si el sitio web recibe una gran cantidad de visitas o tráfico puesto que su banda ancha es amplia, entre otras.  

El mercado informático presenta diferentes soluciones para cada una de las necesidades que van surgiendo en los diferentes procesos de creación, mantenimiento y expansión de los sitios web. Estas opciones quedan a criterio del cliente para la elección más conveniente de acuerdo con lo que se requiere. Sin embargo, cabe destacar que, si la idea del proyecto es el crecimiento continuo del sitio, el uso de una VPS es lo más recomendable.